Escuelapedia.com Historia Sans-culottes y las sociedades fraternales

Avisos google

Sans-culottes y las sociedades fraternales

Sans-culottes y sociedades fraternales
Uno de los grupos sociales más activos en los acontecimientos de la revolución francesa fueron sin duda los sans-culottes. Se llamaban así porque usaban pantalones largos y anchos, en contraste con los ricos, que vestían pantalones cortos y apretados hasta la altura de las rodillas, llamados de culottes. Sans-culottes fueron, entonces, los sin culottes.

En cuanto a su procedencia, los sans-culottes eran trabajadores urbanos, pequeños comerciantes o incluso desempleados. Durante la revolución vinieron a ser referidos a los grupos políticos radicales, que constituyen la base de apoyo político popular. Estos desplegaron las políticas más radicales del aparato estatal, especialmente durante el período conocido como Terror, entre 1793-1795, dirigido por jacobinos.

Pero, además de la función de apoyo a los jacobinos, los sans-culottes tenían distintas prácticas sociales que los caracterizaban como un grupo social que valoraba la igualdad entre los ciudadanos. Los sans-culottes formaron en 1790, la sociedad fraterna de patriotas de ambos sexos y también el Club de los Cordelianos que al año siguiente pasó a liderar el movimiento, creando un Comité central de las sociedades más adelante con el objetivo de coordinar las acciones de los sans-culottes. Estas sociedades fueron formadas como respuesta de exclusión de los sans-culottes de la participación en la vida política, promulgada en diciembre de 1789, instituido el voto censitario. Como no tenían propiedades y tampoco ninguna capacidad de contratar a empleados, los sans-culottes no pudieron votar. Las asociaciones eran una forma de organización política y social encontrada para que se colocasen activamente dentro del proceso de transformación social que fue la Revolución Francesa.

Con el crecimiento de las sociedades y la fuerza social de sans-culottes, se hicieron leyes de represión y la organización de reuniones, tratando de controlar una acción política y social más activa de los estratos populares. Las organizaciones en asociaciones asumieron una nueva forma de organización social tanto por la fraternidad e igualdad practicadas internamente como por el papel conseguido por las mujeres. Ellas llegaron a formar sus propias sociedades autónomas que también fueron reprimidas por representar un grave peligro a la dominación de las clases superiores.

Debido a su fuerza social, los sans-culottes fueron capaces de ser protagonistas en el proceso revolucionario francés, radicalizar las acciones para la transformación social y ser el blanco de las acciones represivas de las clases dominantes cuando éstos volvieron a mantener el poder.

Recomendado