Escuelapedia.com Historia Roma: periodo monárquico

Avisos google

Roma: periodo monárquico

Roma Monarquia
El estudio de la monarquía romana tiene un conjunto de fuentes históricas muy limitadas. La gran mayoría de la información a partir de este período se extrae de la interpretación de leyendas que hacen referencia a los siete reinos establecidos en este momento. Aunque la fundación de Roma es una historia de carácter místico, estas leyendas apuntan a Rómulo como el primer monarca de la ciudad. Según la leyenda del ‘Rapto de las Sabinas’, una de las primeras preocupaciones de Rómulo era emprender formas para que la ciudad fuera poblada.

Con esto, comenzó a atraer fugitivos y pastores de diferentes regiones con la garantía de conceder una esposa a cada uno de sus nuevos habitantes. Para cumplir su palabra, organizó un banquete para distraer a los habitantes de la tribu de los Sabinos. Durante ese intervalo de tiempo, raptó sus mujeres para hacerlas esposas de los romanos. Esa leyenda señala el proceso de fusión entre los romanos y sabinos, que se alternarían en la ocupación del trono real. De hecho, el segundo rey de Roma, Numa Pompilio, es de origen sabino y fue responsable de la organización de los cultos religiosos de la ciudad.

Otras leyendas explican cómo los límites de la ciudad se ampliaron con la conquista romana de nuevas regiones. Tulio Hostilio, el tercer rey, habría dominado la ciudad de iba Longa. Anco Marcio, el sucesor al trono, construyó el puerto de Ostia y el puente Sublícia. En el siglo VII a.C., la ciudad de Roma llegó a ser gobernada por reyes de origen etrusco. El primero, Tarquin, El Viejo, fue responsable de la construcción de grandes obras públicas. Servio Tulio, su sucesor, quedó preocupado en proteger a la ciudad mediante la construcción de un muro. Por otra parte, dividió la población en cuatro grandes tribus urbanas y promovió la distinción social del pueblo romano en función de su riqueza.

La economía del período monárquico era agropastoril. Los patricios formaron la elite romana, en representación de los propietarios de tierras. Acostumbraban a reunirse en torno al liderazgo de un mismo jefe familiar y daban culto a antepasados en común. Los encuentros religiosos eran realizados en las curias. Los parientes más pobres de los patricios, los clientes, no poseían tierras y vivían bajo el auspicio y protección de los patricios. Todo aquel que no perteneciese a la familia de algún patricio era considerado un plebeyo.

En el gobierno de Tarquinio, El Soberbio, se creó el sistema de alcantarillado de la ciudad de Roma, llamado de cloaca máxima, y un templo de adoración al dios Júpiter. Tarquinio fue depuesto por su hijo, Sexto Tarquinio, que violaría a Lucrecia, hija de un destacado miembro de clase patricia. Ese incidente parece haber sido usado como disculpa para la deposición de Tarquinio. Según relatos, el rey etrusco desagradaba a la élite económica romana al conocer beneficios a las capas más pobres de la población. Con la caída del rey etrusco, el Consejo de los Ancianos, órgano de representación política de los patricios, inauguró el régimen republicano en Roma. Esa transformación solamente fue posible gracias a la crisis vivida en el interior del Imperio Etrusco, después de las derrotas militares sufridas contra los griegos y los galos. La institución de la República marcó la hegemonía de los patricios en los marcos políticos y económicos del antiguo pueblo romano.

Recomendado