Escuelapedia.com Ciencias Rio+20 y los Créditos de Carbono

Avisos google

Rio+20 y los Créditos de Carbono

Rio+20 y los Créditos de Carbono

El 13 de junio de 2012 se inició la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el desarrollo sostenible en Río de Janeiro, el Río+20. Esta conferencia celebra los 20 años de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (Rio-92). Sus dos temas principales son:

  • La economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza.
  • La estructura institucional para el desarrollo sostenible.

El término desarrollo sostenible fue citado por primera vez en 1983, con motivo de la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo, establecido por la ONU y se refiere al desarrollo capaz de satisfacer las necesidades de las futuras generaciones. Eso significa aliar el desarrollo con las cuestiones ambientales; el crecimiento económico debe tener en consideración la inclusión social y la protección ambiental, a fin de no agotar los recursos futuros.

En Rio-92 esta modalidad de desarrollo fue bastante generalizada y aceptada, y desde entonces surgieron una serie de propuestas. Entre ellas está el concepto de crédito de carbono. Inclusive, como una de las medidas para reducir los posibles impactos ambientales causados en la Conferencia Rio+20, el gobierno propuso que serán hechas, en el periodo de su realización, compensaciones de las emisiones que se presentan, a través e Reducciones Certificadas de Emisión (RCEs), oriundas de proyectos brasileños del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), donadas por empresas de ese país.

El Comité Nacional de organización (CNORIO + 20) todavía dice que ya posee créditos de carbono necesarios para la compensación de las emisiones asociadas a la organización de la Conferencia.

Pero, después de todo, ¿qué son los créditos de carbono?

El mercado de créditos de carbono surgió a partir del Protocolo de Kioto, que prevé la reducción de gases de efecto invernadero en los países desarrollados.

Uno de los villanos principales del efecto invernadero y el calentamiento global es el dióxido de carbono (gas carbónico, CO2), que ha sido liberado a la atmósfera principalmente a través de la quema de combustibles fósiles en la industria y la combustión de automóviles.
El aumento en la concentración de este gas en la atmósfera es responsable de problemas ambientales globales. Por lo tanto, los países en desarrollo deben reducir de modo certificado sus emisiones de CO2.

Para ayudar en ese sentido entró en funcionamiento, en 2000, el mercado de créditos de carbono, que funciona de la siguiente forma: 1 tonelada de CO2 reducida o retirada de la atmósfera equivale a 1 crédito de carbono, que es una unidad emitida por el Consejo Ejecutivo del MDL, denominada Reducción Certificada de Emisión (RCE) o Certificados de Emisiones Reducidas (CER). Esos créditos de carbono pueden ser negociados en el mercado mundial, y las naciones que no consiguieron (o no desearon) reducir sus emisiones podrán comprar los CER en países en desarrollo y usarlos para cumplir sus obligaciones.

Esto es interesante, ya que apunta a una reducción de las emisiones globales de gases de efecto invernadero a largo plazo.

Recomendado