Escuelapedia.com Historia Revolucion rusa de 1905

Avisos google

Revolucion rusa de 1905

Rusia 1905En el siglo XX, los diversos problemas que plagaron Rusia hicieron cada vez más urgente la superación de las dificultades impuestas por un gobierno autoritario. Sin embargo, haciendo caso omiso de las necesidades inmediatas de la población, el gobierno del zar Nicolás II decidió involucrarse en la lucha por zonas de acción imperialista para poder amenizar las dificultades presentes. Así, en 1904, el gobierno ruso declaró la guerra a Japón con la intención de controlar la región de Manchuria.

El conflicto, más popularmente conocido como la guerra ruso-japonesa, cerró el año siguiente sin atender los intereses del régimen zarista. Derrotada, la nación rusa vio una decadencia severa en la economía de la nación. Incluso durante el conflicto militar contra los japoneses, las fuerzas de oposición contra la monarquía crecieron en medio de la miseria y opresión potenciadas por una economía débil y un escenario político despótico y conservador.

En diciembre de 1904, los trabajadores de la planta de Putilov, ubicada en San Petersburgo, entonces capital del gobierno zarista, decidió preparar una carta reclamando a los directores de la empresa mejores condiciones de trabajo. En respuesta, los propietarios de la planta ignoraron la petición y despidieron a todos los involucrados inmediatamente. A principios del siguiente año, diversos sectores de la clase obrera decidieron organizar una manifestación en demanda de mejoras laborales.

Los manifestantes organizados por el padre Gapón participaron en una marcha pacífica hacia el Palacio de Invierno, lugar donde ofrecerían al zar Nicolás II una petición conteniendo una serie de reformas sociales, políticas y económicas. Sin embargo, las tropas abrieron fuego contra los participantes oficiales cobrándose vida de muchos trabajadores. El trágico suceso acaecido en 1905 fue conocido como «Domingo Sangriento», y sirvió como detonante para varios levantamientos de campesinos y obreros que se extendieron por el territorio ruso.

Ese mismo año, uno de los más significativos levantamientos que tuvieron lugar contra el gobierno movilizó a los marineros del acorazado Potemkin. La tensión causada por ese levantamiento obligó al gobierno de Rusia a retirarse de la guerra ruso-japonesa con la firma del Tratado de Portsmouth. En este acuerdo, los rusos se vieron obligados a reconocer la soberanía japonesa en los territorios de Corea, y entregar partes de los territorios de la isla de Sajalín y de la Península de Liaotung.

Presionado, con tantas revueltas, el zar Nicolás II prometió un amplio conjunto de reformas en un documento conocido como el «Manifiesto de Octubre». Entre otras cosas, el monarca se comprometió a garantizar las libertades civiles y promover la reforma agraria en el país. Además, instituyó la creación de una monarquía constitucional que dividía el poder con la Duma, asamblea de representantes populares debe crear una nueva constitución en el país.

Sin embargo, el conservadurismo del zar ruso transformó la asamblea rusa en una institución obstaculizada por los amplios poderes garantizados al rey. Para esto, Nicolás II utilizó el censo para que solamente los representantes de las tradicionales élites nacionales pudiesen adentrar el recién creado poder legislativo. Paralelamente, los movimientos populares comenzaron a tomar mayor volumen con la consolidación de los soviets, una especie de consejos populares donde discutieron la acción política de las clases bajas.

Por lo tanto, las demandas de cambio en Rusia todavía se encontraban latentes incluso después de las acciones emprendidas por el propio gobierno zarista. Las reformas y el autoritarismo parecían no exprimir con gran eficacia las diversas demandas de la población rusa. La ausencia de acciones de efecto por parte de la falsa monarquía constitucional y el crecimiento de las tendencias políticas revolucionarias constituyó uno de los pilares clave de las revoluciones que surgirían años más tarde.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado