Resúmenes de NovelasFirmin (Análisis)

Firmin (Análisis)

0 DE 0 VOTOS
imagen Firmin (Análisis)

Nacido en el sótano de una librería en Boston en los años 1960, Firmin es un ratón culto y solitario que aprende a leer devorando las páginas de un libro. Marginalizado por su familia, busca amistad de su héroe, el librero, y de un escritor fracasado. A medida que Firmin perfecciona una hambre insaciable por los libros, su emoción y sus miedos se vuelven humanos. Original, brillante y lleno de alegorías, la obra esboza humor y tristeza, encanto y salud de un mundo que entiende el poder cautivador de la literatura, un mundo que se desvanece dejando tras de sí un ratón con un alma creativa, una amistad excepcional y una librería desordenada.

En un estilo sarcástico pero entrañable, Firmin es una historia sobre la condición humana en la que la pasión por la literatura, la soledad y la amistad, la imaginación y la realidad, son parte de un universo de personajes únicos. Firmin es divertida a la vez que trágica. Como el resto de nosotros.

Firmin es un ratón nacido de una una camada de otros trece de una madre alcohólica y bohemia y criado en el sótano de una librería en un antiguo barrio de Boston. Fue debido al contacto con páginas de libros roídos que formaban el nido familiar y su fuente de alimento inicial que el pequeño roedor adquirió la capacidad de la lectura, maravillándose con el mundo de las historias contadas y creadas por los hombres. Encantado, Firmin sueña comunicarse con ellos para adentrarse en su mundo complejo y fascinante.

Firmin, el primer libro publicado por Sam Savage, narra la historia de la demolición del distrito que cercaba la plaza Scollay, repleto de puntos de entretenimiento, en un barrio tradicional de la ciudad de Boston que fue deteriorándose hasta el mundo que fue considerado por los administradores de la ciudad como un suburbio decadente. Sin embargo, la ruina del barrio es el paño de fondo para la narrativa presentada en primer plano, la historia del ratón Firmin, cuya singularidad contradictoria sirve de analogía al propio distrito: dotado de capacidad de lectura, adquirida por el contacto de páginas roídas que le sirven de alimento, Firmin se aparta de las inflexiones básicas de animal irracional y nutre afinidad con los humanos por la sed de información y por la capacidad imaginativa que con ellos comparte, así como por la admiración que alimenta por la belleza femenina expuesta en películas del más alto hasta el más bajo nivel. Sus particularidades humanas, sin embargo, no superan aquella que es uno de los trazos más representativos que rige el comportamiento de los señalados seres irracionales: la ingenuidad. Es por eso, el pequeño roedor fantasea establecer de algún modo comunicación con los humanos para poder dividir con estos el amor que tiene por su mundo de conocimiento, incluso teniendo conciencia de vivir una condición muy distante de aquella que pertenece a los seres que tanto admira, y que no apenas impide de poder hablar con los seres humanos, pero lo imposibilita también de realizar todo aquello que sueña poder. Es por eso que la esa inteligencia incomún para el ratón a la constitución de sus iguales acaba funcionando para el ratón, sin embargo, sumergiéndose en ilusiones que nunca podrá hacer reales y en ambiciones imposibles de ser alcanzadas.

Así, la historia creada por Sam Savage, para narrar las desventuras de un protagonista que es consciente de sus limitaciones y también la ruina del barrio que es su casa, ya en sus primeras líneas revela su tonalidad doblemente nostálgica de la naturaleza, acercándose a su destino inevitable. Al final, a ser testigo de la devastación del lugar que aprendió a amar en cada detalle, por más vulgar que fuese, el pequeño ratón acaba teniendo conciencia de que sus deseos nunca se harán realidad y, arrasado, se recoge en aquel que fue el lugar donde conoció el mundo, el suyo y el de los humanos que lo fascinaron. Y el lector, teniendo él mismo observado la trayectoria de este pequeño gran persona, acaba la última línea del libro tan devastado como el propio protagonista.

Este libro nos trae varias citas sobre literatura, autores, personajes, escenarios y situaciones que el narrador hace a lo largo de la narrativa, a través de ratón Firmin, sin embargo existen las descripciones y explicaciones por parte del narrador que serían dispensables, pero que no llegan a atrapar la lectura.

La certeza que tenemos al terminar de leer el libro es que Firmin es uno de esos personajes inolvidables, porque el libro trata del fin de una era, o momento marcante para la comunidad local por tratar de la demolición de una plaza con todos los edificios que quedaron idealizados en las descripciones del protagonista y por dejar de ser el punto de encuentro, morada y trabajo de centenas de personas.

Las indicaciones literarias deben ser consideradas auxiliares y complementarias para facilitar la comprensión del autor y su trabajo. Para un mayor entendimiento se recomienda una lectura completa de la obra. Vea más resúmenes, críticas y análisis en el listado de resúmenes.

Otros resúmenes sugeridos
Contenidos recomendados