Resúmenes de Farsa de Inés Pereira (Reseña)

Farsa de Inés Pereira (Reseña)

3,00 DE 2 VOTOS
imagen Farsa de Inés Pereira (Reseña)

La farsa de Inés Pereira es considerada la parte más compleja de Gil Vicente. Es una obra de teatro donde retrata la ambición de una clase media creada en el siglo XVI.

La obra fue escrita a partir de un reto lanzado por gente que dudaba del talento de Gil Vicente. El autor concordó en escribir una pieza que reafirmase el proverbio ‘Más quiero un asno que me cargue que caballo que me derrumbe’. Fue representada por primera vez a Juan III de Portugal en el Convento de Cristo, en Tomar, en el año 1523. Creó un gran descontento en la corona portuguesa.

Síntesis

La obra puede ser dividida en cinco partes: la primera es un retrato de la rutina en la que se introduce protagonista; la segunda refleja la situación de las mujeres en la sociedad del momento, cuyos registros están dados por su madre Agnes, por la propia Inés y Lianor Vaz; la tercera muestra el comercio casamentero, representado por comerciantes judíos y el arreglo matrimonial-mercantil de Inés con Brás da Mata; la cuarta considera el matrimonio, el despertar a la realidad, contraponiéndola al sueño que acunó las fantasías de la protagonista y, finalmente, la quinta parte refleja la realidad brutal de la cual Inés, experimentada y vivida, busca sacar provecho propio. La pieza presenta una situación concreta, con un persona bien delineado psicológicamente y un hilo conductor mejor configurado que las producciones anteriores de Gil Vicente.

La trama es simple: una joven soñadora busca, a través del matrimonio con un hombre, huir de la rutina doméstica. Desprecia la propuesta de Pero Marqués, hijo de un campesino rico, hombre tosco, insensato e ingenuo, y acepta casarse con Brás da Mata, escudero y sin un centavo. Sin embargo, los sueños de la heroína pronto se deshacen, porque su marido revela su verdadera personalidad, maltratándola y explotándola. Brás da Mata va a África y allí murió. Inés, enseñada por la dura experiencia, toma conciencia de la realidad y se compromete a casarse con Pero Marqués, su primer pretendiente. De prisa, también la joven acepta la corte de un falso ermitaño. La farsa termina con el marido (cantado por ella como cuco, gamo y ciervo, tradicionalmente concebidos como símbolos del hombre traicionado) llevando a su espalda (asno que me carga) hasta la cueva en la que vive el ermitaño, para un encuentro nada ingenuo.

image_pdfimage_print

Las indicaciones literarias deben ser consideradas auxiliares y complementarias para facilitar la comprensión del autor y su trabajo. Para un mayor entendimiento se recomienda una lectura completa de la obra. Vea más resúmenes, críticas y análisis en el listado de resúmenes.

Otros resúmenes sugeridos
Contenidos recomendados