Resúmenes de ÉpicoEl Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (Libro II) (Resumen)

El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (Libro II) (Resumen)

4,80 DE 10 VOTOS
imagen El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (Libro II) (Resumen)

Ya curado, Frodo descubre las maravillas de Rivendel y allí se lleva a cabo un concilio encabezado por Elrond el medio-elfo maestro y padre de Arwen, para decidir sobre el destino del Anillo Único. Esta obra prosigue la aventura de la Comunidad del Anillo en sus últimos diez nuevos capítulos.

Capítulo 1

Frodo despierta en Rivendel, donde permaneció tres días bajo el cuidado del elfo Elrond. Su brazo está ahora casi totalmente curado. Gandalf también está allí y explica brevemente a Frodo lo sucedido. Se da una gran fiesta por la noche para celebrar la victoria en el vado de Bruinen, y los cuatro hobbits están allí como invitados de honor.

Frodo ve un montón de caras nuevas: Elrond, su hija, Arwen y Glóin, uno de los 12 enanos que habían acompañado a Bilbo en tu gran viaje. Y, a su gran alegría, también encontró a Bilbo, quien vivía en Rivendel desde había dejado la Comarca. Bilbo Bolsón recita una canción acerca de Eärendil – un medio elfo – que había escrito anteriormente. Así, mientras que los elfos cantan y escuchan historias, Bilbo y Frodo hablaron durante mucho tiempo sobre sus aventuras.

Capítulo 2

Un gran consejo es convocado en Rivendel, para determinar qué hacer en esta situación para evitar que Sauron acabe por dominar el mundo. En este concilio se enucentran Elrond, Gandalf, Frodo, Bilbo, Gloin, Glorfindel, Aragorn, muchos elfos de Rivendel y también los extranjeros Legolas, hijo de Thranduil, rey de los elfos salvajes y Boromir, hijo de Denethor, el Senescal de Gondor. Glóin cuenta que los mensajeros de Mordor vieron a los enanos buscando informaciones sobre Bilbo y su anillo. Entonces, la historia entera del anillo es contada.

Gandalf relata sus acciones durante el verano, cuando fue capturado por Saruman el blanco, un poderoso mago que se convirtió en un traidor. El consejo concluye que el anillo no puede utilizarse por cualquier persona excepto Sauron y que, ya que el anillo no puede ser mantenido fuera de su alcance para siempre el objetivo es destrirlo en Orodruin. Finalmente, Frodo dice que acepta esa tarea y queda pasmado con las propias palabras. Elrondo aprueba la decisión valiente de Frodo.

Capítulo 3

Muchos mensajeros son enviados a Rivendel en todas las direcciones para buscar noticias de cualquier servidor del enemigo y regresan unos dos meses más tarde. Elrond elige socios para Frodo: la compañía del anillo está formada por Frodo, Sam, Gandalf, Aragorn, Legolas, Gimli, Boromir, Merry y Pippin. Bilbo da su espada, y su cota de malla de mithril a Frodo.

La compañía parte dirección sur y viaja al oeste de las Montañas Nubladas durante mucho tiempo, principalmente la noche. Ellos notan que muchos cuervos y halcones sobrevuelan sobre ellos y se preocupan al imaginar que los pájaros puedan ser espías del enemigo. La compañía intenta cruzar las Montañas Nubladas por el estrecho paso de Caradhras, pero parece que la montaña los odia: una gran tormenta y enormes cantidades de nieve tratan de detenerlos, y se ven obligados a retroceder para no morir congelados.

Capítulo 4

La única opción restante de la compañía para llegar al otro lado de las montañas está circulando por las minas de Moria (Khazad-dûm), antiguamente un espléndida reino de los enanos, pero ahora un lugar desolado y terrible. La compañía es atacada por wargs, grandes lobos de Sauron, y aunque con éxito en reprimir el primer ataque, parece que el camino de Moria es ahora el único modo de evitar ser muertos.

Ellos encuentran las Puertas de Moria y Gandalf descubre la clave que las abre. Cuando están dispuestos a entrar, una criatura desconocida sale del lago frente al lugar y casi tiene éxito en arrastrar con sus tentáculos a Frodo hacia el agua. La Compañía huye hacia el interior y descubre que las puertas fueron cerradas desde fuera. Ellos viajan por la oscuridad de las minas y Frodo frecuentemente percibe sonidos distantes que los siguen. En la mañana del tercer día ellos alcanzan la tumba de Balín y encuentran un diario allí.

acertado en reprimir el primer ataque, parece que el camino de Moria ahora es la única manera de evitar ser asesinado por los lobos. Creen que las puertas de Moria y Gandalf Descubre la contraseña que se abre. Cuando están a punto de entrar, tentáculos que pertenecen a una criatura desconocida saliendo del lago delante de las puertas y casi lo logran en Frodo de fricción en el agua. La empresa ejecuta dentro y pronto descubre que las puertas se les prohibió el exterior. Viajan a través de la oscuridad de las minas durante dos días, y Frodo con frecuencia cree que Oye pasos lejanos que los siguen. En la mañana del tercer día alcanzan la tumba de Balin y encontrar allí un diario.

Capítulo 5

Gandalf leyó el diario durante algún tiempo y descubre, entre otros temas, la ubicación de la tumba en Moria, que debe facilitar su salida. Sin embargo, cuando deciden ir en busca de la salida, son atacados por un gran número de orcos, acompañados de los trolls. Se defienden con gran valentía en la cámara de la tumba y durante los ataques escapan por otra puerta. Gandalf intenta cerrar la puerta con un hechizo, pero se ve impedido por una maldición de aparentemente un oponente muy fuerte. Bajo su presión, Gandalf rompe la puerta y destruye toda la cámara. Esto bloquea el paso y libra a la Compañía de la persecución. Ellos siguen descendiendo y alcanzan el nivel bajo las puertas. En ese punto los orcos preparan una trampa para ellos, pero la Compañía decide tomar otro rumbo evitando la salida principal. El camino sigue por un puente estrecho que fue hecho como defensa por los enanos antiguamente. Los trolls traen las losas de piedra para cruzar la barrera de fuego, y antes de la Compañía lograr cruzar el puente, un balrog – criatura demoníaca – aparece. La criatura se enfrenta con Gandalf en el puente; el mago rompe el punete con su bastón y los dos caen en la grieta. El resto de la Compañía abandona Moria.

Capítulo 6

La Compañía prosigue su camino y Aragorn cuida de las heridas de Frodo y Sam. Ellos entran en Lórien, y cruzan el río Nimrodel. Ellos son parados por tres guardas, elfos de Lórien que les permiten dormir en sus plataformas sobre los árboles. Los orcos pasan debajo de los árboles aquella noche y Gollum, que los está espiando, también es visto. Gracias a los mensajes de Elrond, que ya habían alcanzado Lórien, es permitido el paso de los miembros de la Compañía pero con los ojos vendados y acompañados por dos guardas. Al día siguiente ellos conocen más elfos que traen un mensaje que permite a la Compañía caminar con los ojos abiertos. Lórien es una tierra extraña y maravillosa donde muchas cosas antiguas y bellas todavía viven como en los Días Antiguos. Ellos alcanzan Cerin Amroth, la colina de Amroth, de la que Aragorn parece tener muy buenos recuerdos.

Capítulo 7

La Compañía pasa varios días en la ciudad de los elfos; ellos conocen a Celeborn y Galadriel, señor y señora de Lórien y hablan con ellos sobre la misión y sobre Gandalf. Cierta noche, Galadriel lleva a Frodo y a Sam a un jardín; ella llena una cuenca plateada de agua de una fuente y crea un espejo mágico. Ella le permite mirar en el espejo, pero le advierte que este puede mostrar el pasado o el futuro y que puede guiar sus acciones de acuerdo a sus visiones. Sam mira primera al espejo y ve árboles siendo cortados por todas partes en la Comarca. A continuación, Frodo mira en el espejo y observa muchas cosas: Gandalf con una ropa blanca; Bilbo caminando en su cuarto; el Mar y el Ojo de Sauron. Frodo ve en el dedo de Galadriel uno de los tres años elfos y le ofrece el Anillo Único, pero ella lo rechaza.

Capítulo 8

La Compañía está a punto de salir de Lórien, y los elfos entregan tres barcos para facilitar su viaje por Anduin; También entregan mantos élficos, varias cuerdas y un poco de pan de lembas, un tipo especial de alimento del cual pequeños pedazos dan fuerza para un día entero.

Después descienden el río por algún tiempo y ven un barco cuya forma se asemeja a la de un cisne. A bordo del mismo se encuentran Celeborn y Galadriel y la Compañía es invitada a bordo para un banquete de despedida. Galadriel da un regalo a cada miembro de la Compañía, entre ellos un frasco cristalino con la luz de Eärendil para Frodo, una caja de tierra de Lórien para Sam y un broche plateado con una piedra preciosa verde para Aragorn. Entonces, la compañía deja Lórien y finalmente prosigue su viaje; dejar aquella tierra tan maravillosa es una gran aflicción para todos ellos. [Nota: varios pasajes que dan informaciones importantes sobre los elfos se desarrollan en este capítulo así como en los dos capítulos anteriores]

Capítulo 9

El viaje de la Compañía para el sur Anduin (o río Grande) dura varios días. Gollum los persigue en un tronco de madera, colocando a la Compañía en peligro, no solamente por causa del mismo Gollum sino también por llamar la atención de los orcos ubicados al este del río. Ellos también notan la presencia de un águila en el cielo y deciden viajar de noche para minimizar las oportunidades de ser percibidos.

Una noche llegan muy cerca de las cataratas de Sarn Gebir y son atacados por orcos. Una extraña forma oscura vuela sobre ellos, y Légolas dispara una flecha con su arco, golpeando la criatura; esto asusta a los enemigos, el ataque se detiene y la Compañía se retira en una bahía por un atajo río arriba. En este momento, ellos notan que ha pasado casi un mes en Lorien. Ellos llevan los barcos y los bagajes a lo largo de un camino viejo más allá de los rápidos, y elvaije continúa más allá de los Argonath, los Pilares de los Reyes, grandes estatuas de Isildur y Anárion construidas hace mucho tiempo por numenoreanos. Llegan cerca de las cataratas de Rauros, donde se debe decidir el curso final de ellos: ir al este hacia Mordor o ir hacia el sur a Minas Tirith.

Capítulo 10

La Compañía pasa la noche en el lado occidental del río. La espada de Frodo se ilumina, indicando que los orcos no están muy lejos. Al día siguiente tienen que decidir qué curso seguir; la elección está en manos de Frodo, ya que el camino del portador del anillo solo puede ser decidida por su portador, él mismo. Frodo siente que podría tomar la decisión más fácilmente si estuviera solo y los otros le conceden una hora para pensar. Él camina sin rumbo e intenta sin éxito tomar una decisión clara.

Mientras, Boromir deja la Compañía sin ser notado, piensa que Frodo está en el bosque y le ordena que entregue el anillo a él. Frodo todavía está determinado, y ahora firmemente pasa a ir para Mordor e intentar destruir el anillo; Boromir comienza a sentirse nervioso y lo amenaza. Así Frodo coloca el anillo y sale corriendo. Él va hacia la cima de la colina de Amon He, donde puede ver [todavía usando el anillo] tierras próximas y lejanas a la tierra de Mordor. Él percibe el Ojo de Sauron que lo busca, y finalmente reúne fuerzas para sacarse el anillo. A continuación decide abandonar la Compañía secreta e inmediatamente, pues en caso contrario no podrá reunir coraje para partir en otra ocasión. Mientras, Boromir regresa a la Compañía y ellos comienzan a buscar a Frodo; mientras los otros están buscándolo, Sam percibe que Frodo intenta dejarlos y regresa a los barcos en el momento en que Frodo se encuentra arrastrando uno de ellos hacia el agua. Finalmente, los dos parten juntos, cruzan el río y toman rumbo a Mordor.

image_pdfimage_print

Las indicaciones literarias deben ser consideradas auxiliares y complementarias para facilitar la comprensión del autor y su trabajo. Para un mayor entendimiento se recomienda una lectura completa de la obra. Vea más resúmenes, críticas y análisis en el listado de resúmenes.

Otros resúmenes sugeridos
Contenidos recomendados