Resúmenes de El Señor de los Anillos: El Hobbit (Resumen)

El Señor de los Anillos: El Hobbit (Resumen)

5,00 DE 3 VOTOS
imagen El Señor de los Anillos: El Hobbit (Resumen)

El Hobbit relata la historia de un hobbit llamado Bilbo Bolsón, un residente de la Comarca que es invitado por un mago, Gandalf, a entrar en una aventura como ladrón, con más de 13 enanos: Thorin escudo de roble, Dwalin, Balin, Dori, Nori, Ori, Oin, Glóin, Bifur, Bofur, Bombur, Kili y Fili. El objetivo de esta aventura es recuperar el tesoro robado por el dragón Smaug en los tiempos de Thor, abuelo de Thorin. A regañadientes, Bilbo acepta la misión de convertirse en buscador de tesoros profesional.

Montados en ponis, el grupo inicia el camino hacia la cordillera de las Montañas Nubladas. Ellos encuentran en el medio, el valle secreto en que se encuentra Rivendel. En este refugio elfico, el grupo es acogido y recibe los conejos del maestro elfo Elrond. Al seguir su travesía, ellos son perseguidos por orcos y, durante tanta confusión, Bilbo se queda atrás en su camino.

Cuando despierta, todos ya desaparecieron y él, arrastrado por el suelo, encuentra un misterioso anillo. Descendiendo por un corredor, encuentra una siniestra criatura llamada Gollum y le propone un juego de adivinación. Si gana, Gollum le mostraría la salida de la cueva donde quedó atrapado. El juego se inicia y la criatura pierde cuando Bilbo le pregunta sobre qué tiene en su bolsillo. Gollum se ve forzado a mostrar el camino y cuando va a buscar el anillo percibe que era eso lo que Bilbo guardaba en sus vestimentas.

Furioso, él intenta capturar al hobbit, pero Bilbo coloca el anillo accidentalmente en su dedo, se vuelve invisible y consigue huir del lugar. En el valle se encuentra a Gandalf y los enanos y los acompaña, pero se encuentran con una banda de wargs. El grupo escapa al ser salvado por las águilas de las Montañas Nubladas que, enviadas por el Señor de las Águilas, los hacen avanzar en su camino. Gandalf conduce al grupo hasta la casa de Beorn, el hombre de forma cambiante.

En la casa de Beorn, logran recuperar su fuerza. De regreso de su viaje, Bilbo y los enanos toman días atravesando el bosque oscuro. Sin comida, ellos resultan perdidos y son atacados por arañas para más tarde ser hechos prisioneros por los elfos del bosque oscuro. Con la ayuda del anillo, Bilbo los ayuda a huir en dirección a la Ciudad del Lago. En la ciudad, erguida sobre pilotes, Thorin se proclama el rey sobre la montaña que vino a recuperar lo que le pertenece por derecho.

Recuperados, parten hacia la Montaña Solitaria. Entran en la montaña y los enanos comienzan a presionar a Bilbo para que realice su cometido para el cual fue contratado. Así, invisible por el poder del anillo, el hobbit baja hasta la cámara del dragón, de donde roba una copa del tesoro. Smaug siente falta del objeto y sale en la caza del ladrón. Cuando él regresa, el hobbit se aventura hasta la cámara nuevamente y ellos hablan.

El dragón no consigue averiguar quién es, pero uno de los nombres que Bilbo da al dragón, Caballero del barril, hace que Smaug salga para vengarse de los hombres de Esgaroth, la ciudad del Lago, pero Bardo I, el Arquero, lo flecha en su punto débil y el dragón cae sobre la ciudad y con ella es sepultado en el río. Mientras, Bilbo descubre la Piedra del Arca (o corazón de la montaña), el mayor tesoro, y lo guarda para sí.

Al saber que elfos y hombres están siendo dirigidos a la montaña en busca del tesoro, Thorin envía mensajes pidiendo ayuda a sus parientes del pueblo de Dáin y forman una muralla de piedras en la entrada de Erebor. Comienza una intensa negociación pero Thorin se niega a dar cualquier compensación. Con la montaña sitiada, Bilbo resuelve llevar a los sitiadores a la Piedra del Arca, para que todo termine de una vez. Thorin, cuando descubre, se llena de venganza contra Bilbo.

En ese momento, Dáin llega con refuerzos y están a punto de atacar, cuando una nube de murciélagos anuncia la llegada de los orcos y wargs. Hombres, elfos y enanos luchan y cuando la batalla parece perdida, las águilas de las Montañas Nubladas y Beorn, este en forma de oso, surgen y rescatan a Thorin, herido mortalmente por lanzas enemigas.

La batalla está ganada y Thorin, antes de morir, hace las paces con Bilbo y es enterrado en la Montaña Solitaria con la Piedra del Arca y la espada Orcrist sobre su tumba. Dáin pasa a reinar como rey bajo la montaña y da un cuarto del tesoro para los hombres de Bardo, así como esmeraldas para el rey élfico. Bilbo acepta como regalos dos baúles, uno de oro y otro de plata.

Gandalf y Bilbo vuelven con Beorn bordeando el bosque negro, quedando éste en Rivendel. Alcanzan la Comarca un año después de su partida, justamente en el día en que se está celebrando una subasta de todos los bienes de la casa de Bilbo, por creerse éste muerto. El hobbit consigue recuperar sus bienes con alguna dificultad, pero pierde la reputación de hobbit respetable.

Un día, Gandalf y Balin vuelven a aparecer en su puerta para darles la noticia. La antigua ciudad de los hombres, Dale, es reconstruida por Bardo, así como la Ciudad del Lago, y hay una fuerte amistad entre los elfos, enanos y hombres.

image_pdfimage_print

Las indicaciones literarias deben ser consideradas auxiliares y complementarias para facilitar la comprensión del autor y su trabajo. Para un mayor entendimiento se recomienda una lectura completa de la obra. Vea más resúmenes, críticas y análisis en el listado de resúmenes.

Otros resúmenes sugeridos
Contenidos recomendados