¿Cómo se desarrolló el Renacimiento urbano y comercial?

El Renacimiento urbano fue un cambio en la estructura social de la sociedad medieval. Con anterioridad, durante el feudalismo la economía era de base agraria. Con estos ajustes, la sociedad se volvió más urbana debido al comercio y al cambio de tipo de sociedad. Varios cambios fueron surgiendo con el crecimiento de la población.

Como las ciudades se encontraban dentro de los feudos, los comerciantes obedecían a los señores feudales y pagaban múltiples impuestos, limitando el comercio y teniendo altos costes.

Muchos siervos se volvieron arrendatarios de las tierras explotadas. Con el tiempo, los siervos iniciaron nuevas actividades, a veces en focos urbanos, buscando atender nuevas necesidades. Posteriormente, en los siglos XI y XIII, surgen los movimientos para liberar los ‘burgos’ de la tutela feudal. Con esta liberación comienza a surgir una nueva clase social: la burguesía, los nuevos ricos cuyo beneficio era obtenido a partir del comercio.

Europa pasó por un importante proceso de cambio después de las Cruzadas que afectó a las ideas, religiones y mercancías: la diversidad de culturas, experiencias y la lucha por el dominio de las regiones estratégicas de comercio dieron un nuevo contexto a Europa en este periodo.

Oriente y Occidente ampliaban sus contactos y sus disputas. Las ciudades italianas fueron las primeras en beneficiarse con la nueva situación. Las ciudades del Báltico, Inglaterra y Flandes y los puertos de Francia y la Península Ibérica reclamarían igualmente derechos comerciales. Así, el feudalismo entró en crisis debido a que su sistema de comercio era restringido y había quedado obsoleto en un momento en que se producía la expansión y desarrollo de las ciudades.

— 48 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *