¿Qué es darwinismo social?

El darwinismo social es la forma en que se conoce actualmente el intento de aplicar el darwinismo a las sociedades humanas.

La teoría de Charles Darwin fue una construcción de pensamiento que explica la adversidad de especies a través de la evolución y de la selección natural. Sin embargo, algunas personas creyeron (sobre todo en el siglo XIX) que la sociedad humana también se desarrollaba a lo largo de estas líneas.

De acuerdo con esta forma de pensar, habría características biológicas y sociales que determinaban que una persona fuera superior a otra y, que, las personas que se ajusten a estos criterios serían las más aptas. Generalmente, algunos patrones determinados como indicios de superioridad en un ser humano serían el mayor poder adquisitivo, habilidad en las ciencias humanas y exactas en detrimento de otras ciencias como el arte, por ejemplo, y la raza de la cual forma parte.

Un conjunto de pensadores atribuyen el origen del darwinismo social al propio Darwin, quien en su obra: El origen del hombre, había aplicado el darwinismo con el mundo social. En esta obra, Darwin se ocupa de la evolución humana y, al hacerlo, se aplican los mismos criterios que se utilizan en El origen de las especies. A partir de este hallazgo, estos pensadores comenzaron a darse cuenta de que los argumentos que caracterizan el darwinismo social ya están en el propio Charles Darwin. Sin embargo, estas atribuciones son un tema de discusión abierta.

En contexto, el darwinismo social se utilizó para tratar de explicar la pobreza posterior a la etapa industrial, explicando que los que eran pobres tenían menos posibilidades de desarrollarse (siguiendo la teoría darwiniana).

Un interesante ejemplo de darwinismo social, es en el siglo XIX, cuando los europeos en busca de expandir el capitalismo y nuevas tierras, utilizaron su poder para colonizar continentes como África. Se apoyaron en esta teoría como justificación de su dominio colonizado forzando a los africanos a someterse a ellos, pues se autoconsideraban mejores que los africanos. Según la teoría del Darwinismo Social, los europeos estaban en la cima de la evolución, es decir, adaptados. Eso quiere decir que para los europeos el capitalismo mostraba su gran evolución y, siendo así, ‘debían’ colonizar otros continentes para ayudarlos a evolucionar y mostrarles el camino hacia el capitalismo. Por supuesto, todo fue una mera excusa para que los europeos pudiesen explotar todos los bienes naturales que allí existían y valerse de la mano de obra de sus habitantes para ser usados como esclavos al servicio de los poderosos.

— 219 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *