¿Por qué el inmigrante es rechazado por parte de la sociedad europea y por qué es una necesidad para ella?

Parte de la sociedad europea discrimina al inmigrante porque trae consigo su cultura, sus modos, su estilo de vida y otros rasgos que supuestamente deforman la sociedad donde se integra. A su vez, al inmigrante le son dadas las tareas más serviles, a las cuales buena parte de la población europea no se dispone a realizar en un mercado laboral relativamente dinámico, pues por considerarse de mayor cualificación y de mejor nivel educativo, ansían los mejores y más rentables empleos. De este modo, el inmigrante es señalado por estas sociedades como un ‘mal necesario’.

— 34 visualizaciones.

4 Comentarios ¿Los enunciados de hace varios milenios pueden tener algún valor práctico en la actualidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *