¿Podemos decir que toda gran propiedad es un latifundio?

El latifundio consiste en una explotación agraria con muchos módulos rurales (que es el área requerida, con diversos tamaños según la región, para la producción), cuyo dueño no reside en el sitio, así como presenta poco uso de la tierra, baja inversión tecnológico y presencia de relaciones de trabajo no capitalistas (por ejemplo: morada y colonato). Su extensión mínima varía conforme al contexto geográfico: desde varios cientos de hectáreas (Europa) a varias miles (América Latina).

En este sentido, todo latifundio es una gran propiedad rural, pero no toda gran propiedad rural es un latifundio. Un área de asentamiento es, en general, una gran propiedad rural, pero no un latifundio, pues cada persona no tiene el título individual de la tierra y no puede (o no debe) venderla.

— 95 visualizaciones.

3 Comentarios ¿Cómo quedó Europa después de la I y II Guerra Mundial?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *