¿Cómo los conflictos de las guerras contribuyeron a la sociedad contemporánea?

Hay varios productos que se utilizaron en el medio militar durante las grandes guerras y más tarde formaron parte de nuestra vida cotidiana. Un ejemplo de esta tecnología adaptada a la sociedad contemporánea es el microondas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el chocolate en el bolsillo de un experto en armas se derritió a medida que éste inspeccionaba un equipo (radar). Él dedujo que por ese principio, bastaría crear un aparato para calentar el alimento. La idea resultó bastante útil finalmente y hoy casi todos los hogares cuentan con este electrodoméstico.

Pero la lista no se queda ahí. Desde la informática hasta el chocolate, la lista de productos creados con fines militares es muy extensa. Se podría decir que casi todos nuestros materiales cotidianos fueron empleados como tecnología bélica por algún motivo. En la cocina, encontramos inmediatamente el cuchillo, que puede matar a alguien o apenas cortar unas hortalizas. Es una vía de doble sentido, tanto de uso civil como de usos nada prácticos para el ser humano. Así muchos productos pasaron del campo de batalla para el salón de nuestras casas.

De hecho, la evolución de la tecnología militar afectó también a la industria civil. Después de acabada la guerra, el sector industrial dio un giro muy grande y estaban libres para comenzar a revolucionar la producción de alimentos, de ropas, de medios de transporte y otras actividades como consecuencia del potente desarrollo detonado en el periodo de entreguerras.

— 43 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *