¿Las Cruzadas fueron exclusivamente motivadas por razones religiosas?

No, motivos capitalistas y territoriales estuvieron también relacionados con las Cruzadas.

La población de la Europa Medieval tenía una mentalidad profundamente religiosa; vivió vinculada a supersticiones y profecías que anunciaban el fin del mundo. Ellos creían que los problemas de la época eran causados por la ocupación de la tumba de Cristo (el Santo Sepulcro en Tierra Santa, o Jerusalén) por los musulmanes.

Por tanto, en su mentalidad, la solución a los problemas era acabar con el poder islámico sobre la región. Además, la Iglesia predicó a los fieles una lucha contra la ocupación de la Tierra Santa para agradar a Dios y conquistar un lugar en el paraíso tras la muerte terrenal.

Las Cruzadas representaban ventajas para la nobleza segundogénita, puesto que los primogénitos tendrían derecho de herencia sobre la tierra y los bienes de la familia. Así, los movimientos cruzados daban a esos nobles oportunidad de poseer tierras motivándolos a una lucha contra los ‘infieles’.

La explosión demográfica fue otro factor crítico para las expediciones. La necesidad de obtener tierras para disminuir la presión poblacional en Europa fue decisiva en el inicio del movimiento.

Además, la Iglesia quería disminuir la violencia que era común en la edad media y estaba presente en las fiestas y banquetes con la intención de divertirse. Para hacer esto, el clero decidió redirigir la violencia hacia causas más ‘útiles’. En este caso, expulsar a los musulmanes de Jerusalén

Los europeos tuvieron también interés en productos orientales: especias (pimienta, clavo, canela…), tejidos y joyas.

— 252 visualizaciones.

2 Comentarios ¿Qué son los terrenos ejidales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *