¿Cuáles son los principales componentes de la sangre y sus funciones?

La sangre se compone de plasma (parte líquida) y elementos figurados, como plaquetas (trombocitos), glóbulos blancos (leucocitos) y glóbulos rojos (hematíes).

¿Cuál es la función de cada uno?

Los leucocitos, también conocidas como glóbulos blancos, son células producidas en la médula ósea y presentes en la sangre, linfa, órganos linfoides y varios tejidos conjuntivos. Un adulto normal posee entre 4 y 11 millones de leucocitos por litro de sangre.

Tiene como función la fagocitosis ingiriendo bacterias, células muertas, anormales o infectadas. Los neutrófilos son los primeros en atacar el agente invasor (principalmente en infecciones bacterianas). En caso de fallar, el monocito (el macrófago de la sangre, que engloba a los invasores) es activado.

La función de los linfocitos se relaciona a respuestas inmunes. La inmunidad humoral asociada a la producción de anticuerpos (linfocitos B). La inmunidad celular asociada a la proliferación de células efectoras. Los linfocitos son más actuantes en infecciones virales. Los basófilos y los eosinófilos combaten procesos alérgicos.

La plaqueta o trombocito es un fragmento de célula presente en la sangre que es formado en la médula ósea. Su principal función es la formación de coágulos, participando por tanto, del proceso de coagulación sanguínea.

Una persona normal tiene entre 150.000 y 400.000 plaquetas por mm³ de sangre. La disminución o disfunción puede conducir a sangrado, así como su aumento puede aumentar el riesgo de trombosis.

— 155 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *