¿Cuáles fueron los grandes cambios producidos en la Edad Media?

La Edad Media, con el predominio del feudalismo trajo cambios en el ámbito político, social y económico en Europa.

El feudalismo está conectado a la Edad Media, siendo una forma de organización política, social y económica. El inicio de la Edad Media ocurre con la deposición del último soberano del Imperio Romano de Occidente, en el 47 d.C. El final del periodo sucede con la toma de Constantinopla (hoy Estambul) por los otomanos en el 1453.

Los cambios económicos y políticos ocurrieron en las civilizaciones de Europa originando la Edad Media. Este periodo suele ser clasificado en dos fases:

  • Alta Edad Media – formación de los Reinos Germánicos hasta el Feudalismo y entre los siglos IX y XII.
  • Baja Edad Media – crecimiento de las ciudades, expansión territorial y florecimiento del comercio.

Con el final del imperio romano hubouna desorganización política y económica de las ciudades, de modo que el foco de la vida social pasó a ser los feudos, que eran grandes propiedades rurales.

El trabajador era un siervo al servicio del señor feudal, quedando asociado a él para su protección y ofreciendo su tiempo y parte de su retribución en el feudo. En ese sentido, los siervos eran obligados a trabajar y pagar varios impuestos al señor feudal (talla, corvea, banalidades, mano muerta…). Este sistema de trabajo obstaculizó el comercio y la moneda cayó en desuso.

La economía estaba orientada localmente, asociado a un modelo de desarrollo de subsistencia y autosuficiencia, de modo que se valía de lo producido en las tierras señoriales y limitados intercambios de mercancías.

Durante este período, Europa quedó sumida en una época de estancamiento, con una sociedad que sufría de hambre, problemas de higiene y limitación de recursos. Las condiciones sanitarias promovieron más tarde el desarrollo de enfermedades que diezmarían una gran porción de la totalidad de la población. En cuanto al ámbito educativo, la gran mayoría de la población era analfabeta y el conocimiento era detentado por la Iglesia, que adquirió gran relevancia en el plano político y dominaba hasta el 60% de las tierras europeas, cedidas como signo de devoción y por la búsqueda de la salvación divina.

Por tanto, podemos concluir que el feudalismo se desarrolla en un contexto de economía basada en la ruralización con una religiosidad excesiva, supersticiones y pocas innovaciones a nivel cultural y tecnológico.

— 23.978 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *