¿Cuáles fueron los antecedentes y hechos de la Revolución Francesa?

La revolución francesa, que se produjo desde 1789 a 1799, fue un período marcado por una serie de eventos importantes, vinculados a cambios importantes en términos políticos y sociales en Francia. Este acontecimiento marcó el final de las ventajas que recibieron de los nobles y al final del régimen de partido único. Las causas de la revolución francesa están vinculadas a una estructura social en que la mayoría de la población estaba pagando impuestos muy altos sin obtener retroalimentación sobre la calidad de vida, tales como seguridad, escuelas u otros servicios públicos.

La mecha de la revolución francesa fue la hambruna resultante del precio del pan (alimento principal en el momento), debido a malas cosechas, impuestos excesivos, la falta de interés de los gobernantes hacia los problemas del pueblo francés.

Similar a otros países, donde la capital era desplazada hacia otras ciudades, lejos del pueblo, los nobles (descendientes directos de los antiguos señores feudales) y la familia real francesa vivían en la opulencia en el Palacio de Versalles, donde la reina gastaba el dinero del pueblo comprando joyas caras y haciendo extraños desfiles de cabellos en forma de barcos. Todo, mientras la población moría de hambre en París.

Al mismo tiempo, la población que pasó la mayor parte de su vida comiendo sólo pan, enfrentaría un duro periodo de malas cosechas, así que ni siquiera tenía pan para comer. Indiferente a todo, los nobles y la familia real han contribuido a un aumento de la pobreza por ofrecer dinero para que los Estados Unidos luchasen por la independencia, de modo que la situación quedó agravada.

Además, los comerciantes o burgueses, incluso ricos, fueron tratados con negligencia y humillación por parte de los nobles y la familia real, e incluso retiraron sus posesiones y obligaron a pagar impuestos, que prácticamente llevaron a perder casi todo lo que habían conseguido con su trabajo.

De este modo, como ocurrió en la primavera árabe, el hambre y los precios de alimentos, combinados con la falta de preocupación de la situación del pueblo por parte del gobierno, así como el deseo de los comerciantes en no ser siempre ciudadanos de segunda y que pudiesen disminuir los impuestos altos que le eran cobrados, hizo que la mayor parte de la población atacase a los nobles, las iglesias, así como apoyasen la declaración universal de los derechos humanos, la cual establecía la supremacía de la ley y la igualdad entre las personas.

Uno de los eventos más importantes de la revolución fue la caída de la Bastilla o la toma de la Bastilla, que consta de una invasión de la principal prisión francesa por población indignada en 14 de julio de 1789, en la cual la población ganó uno de los principales símbolos del poder real, siendo el día en que eso ocurrió, la fecha del 14 de julio, todavía hoy conmemorada cada año y considerada la principal festividad francesa.

Otros acontecimientos importantes fueron el encarcelamiento de la familia real y la condena a muerte por la guillotina, la producción de la declaración de los derechos del hombre y del ciudadano, la confiscación de los bienes del clero y el Terror contra los enemigos de la revolución. Cabe señalar en este proceso la invasión de Francia por Austria y Prusia.

— 8.280 visualizaciones.

3 Comentarios ¿Qué fue el Muro de Berlín?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *