¿Cuáles fueron las fases de la Primera Guerra Mundial?

La Primera Guerra Mundial es considerada por muchos historiadores como un hito a principios del siglo XX. Fue a partir de la Gran Guerra que la nueva correlación de fuerzas se estableció en el mundo, marcando el declive de Europa y el ascenso de los EE.UU. a la condición principal potencia mundial. El 10 de agosto de 1914, Francia declaró la guerra a Austria-Hungría iniciando la Primer Guerra Mundial.

La Primera Guerra Mundial se suele dividir en dos grandes períodos:

1) Guerra de movimientos. Durante los primeros meses de la guerra, hasta el comienzo de 1915, la característica sobresaliente fue el cambio constante de las tropas, que, en principio, parece lógico para una guerra. Los principales ataques fueron llevados a cabo por Alemania, que trató de neutralizar a los rusos en el frente oriental mientras avanzó sobre Francia en el lado occidental. El avance en Francia fue fulminante, a partir de la táctica definida en el Plan Schliffen, ocupando primer Bélgica para penetrar en territorio francés por el norte. La invasión de Bélgica fue usada por Inglaterra como pretexto para entrar en la Guerra. Al mismo tiempo, ingleses y franceses lanzaron una ofensiva en África, tomando territorios de Alemania.

Recordemos que Italia, hasta entonces aliado con Alemania y Austria, se declaró neutral y que no participó en la guerra en la primera fase.

2) Guerra de trincheras. Es reflejo de una situación de balanza de poder, haciendo que los ejércitos buscasen asegurar sus posiciones, preparando nuevas conquistas. Fue un periodo relativamente extenso, desarrollado hasta 1917 y caracterizado por el desgaste de las tropas y de los recursos militares: elevada mortalidad, gran destrucción, altos gastos financieros. En un intento de lograr beneficios, los países involucrados en la guerra trataron de desarrollar nuevas armas (cañones de largo alcance, tanques, aviones, submarinos…) creando nuevas tecnologías que se podrían aplicar a la guerra. En 1915 los italianos entraron en la guerra con los aliados, con la promesa de que recibirían parte de las colonias alemanas. La situación de Italia en la guerra debe ser destacada, para comprender posteriormente sus mayores problemas. Resistió hasta 1917, cuando tuvo su territorio invadido por Austria, provocando gran destrucción, principalmente en el norte, área más poblada y desarrollada. 1917 marcó cambios importantes cuando los alemanes pasaron a una ofensiva bajo el agua con la guerra submarina. Los ataques a buques mercantiles norteamericanos fueron usados como pretexto para el ingreso de los Estados Unidos en la Guerra.

Muchos creen que el ingreso norteamericano fue clave para poner fin al conflicto, pero es importante recordar que los EE.UU. habían sido hasta entonces meros observadores; no había guerra en América y la industria del país crecía a un ritmo galopante.

Este año Rusia abandonó la guerra debido a la subida de los bolcheviques al poder político. La decisión unilateral hizo que Alemania invadiese el territorio ruso, sin embargo, en marzo de 1918 los dos países firmaron el Tratado de Brest-Litovski sellando el fin de la guerra entre ambos.

— 333 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *