¿Cuáles factores contribuyeron al final del Imperio Romano?

Uno de los factores que favorecieron el declive del Imperio Romano fue la mala gestión de un territorio extenso. El territorio era muy vasto, lo que dificultó la inestabilidad de la administración y el control militar.

Por otro lado, la inestabilidad política afectó a la correcta gestión del Imperio Romano con el incremento de conflictos entre las clases de patricios y plebeyos.

La disminución de la mano de obra (esclavos) con el fin de las conquistas hizo que disminuyera la producción de alimentos, mermando la economía del imperio a través de la recaudación de impuestos.

Con menos recursos, se hizo difícil poder mantener su inmenso ejército, perdiendo fuerza y autoridad frente a otras civilizaciones.

El aumento de la corrupción en las provincias y en el centro del imperio (Roma) generó importantes conflictos internos con grandes desigualdades sociales.

Por último, el crecimiento del cristianismo, que delineaba las bases políticas y religiosas del imperio.

— 138 visualizaciones.

1 Comentario ¿Qué hubiera pasado si la medicina no hubiese evolucionado a lo largo de los tiempos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *