¿Cuáles eran los impuestos que se pagaban en el feudalismo?

El trabajador, siervo en el sistema feudal, no fue tratado como objeto ni como propiedad del señor feudal (salvo en el caso de los esclavos), pero se veía muy dependiente para trabajar en las tierras del feudo.

En ese sentido, los siervos eran incluidos en la venta o herencia de las propiedades (como bienes transferibles), además de ser obligados a pagar la talla (dar al señor feudal la mitad de la producción de las tierras en las cual vivía), la corvea (trabajar de 3 a 4 días a la semana en las instalaciones del señor feudal) y las banalidades (pago en mercancía en los casos en que los siervos necesitaran usar las instalaciones del castillo, como el horno o el molino), así como la mano muerta (si un siervo moría, la mayor parte de sus bienes eran dados al señor feudal; también era la tasa que los herederos de un vasallo pagaban al señor feudal para recibir la herencia de propiedades y títulos).

Otros impuestos incluyen un pago en caso de desear cruzar los feudos, dificultando así el comercio. De hecho, este sistema supone la decadencia del comercio y la explotación de medios rurales.

— 3.908 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *