¿Cuál es la relación entre la película Matrix y la filosofía clásica?

Matrix lleva a la pantalla en sus múltiples significados, algunas historias. El filósofo y escritor William Irwin apunta a la presencia de una clara imagen bíblica y compara la historia de Neo con la de Sócrates, destacando varias semejanzas. El héroe intelectual que paga con la vida su persistente búsqueda de la verdad.

El Oráculo, las consultas sobre el futuro y el epígrafe común entre el Templo de Delfos y la casa de los suburbios, no dejan dudas sobre la pretensión de los hermanos Wachowski.

El diálogo entre el Oráculo y los tripulantes de la nave Nabucodonosor es socrático. Las respuestas son elusivas y provocan más dudas que certezas. La sabiduría de Delfos puede ser captada tanto en imágenes como en diálogos. Nada en exceso es una de las lecciones.

Neo no es el Elegido, él tiene que convertirse en el Elegido. Depende de él y solamente de él dicha transformación. Neo necesita autoconocimiento de sí mismo.

Irwin recuerda otro gran momento de la filosofía griega: el mito platónico de la Caverna. La prisión para la mente, citada por Morfeo en su diálogo con Neo es la imagen del prisionero de la caverna platónica que ignora lo que hay afuera de su lugar. Tanto en Matrix como en la caverna, los prisioneros no saben que son prisioneros ni desconfían de la existencia de otra realidad más allá de aquella en que viven. Un día, sin embargo, uno de ellos es liberado de sus grilletes y sale al mundo exterior y, bajo la luz del sol, contempla las cosas como realmente son, el mundo de las ideas. En vez de egoístamente permanecer afuera, el prisionero regresa para contar lo que ha visto, pero su gesto de bondad es visto con desconfianza y resistencia, creyendo que es fruto de la locura.

Sócrates, maestro de Platón, es la figura del prisionero que vuelve y es estigmatizado como loco muriendo por no querer volver al mundo de la ilusión. Hay un paralelo con la historia de Neo, que un día se libera de Matrix para ver el desierto de lo real. La filosofía platónica del contrapunto entre el conocimiento y la realidad, entre la materia y la forma, la percepción por el intelecto es más importante que los sentidos. La mente es más importante que la materia.

Para Platón, lo físico no es tan real como la forma. Por eso, para Neo, ‘no existe cuchara’. La forma – el ideal platónico – es representada por el déjà vu. Y el déjà vu no es evidencia de un fallo en Matrix y sí un recordatorio (anamnesis) de las formas.

Al escoger la pastilla roja, Neo sigue el camino menos recorrido, el camino de la audacia y de la inconformidad.

Irwin recuerda el poema de Robert Frost: Escogí el camino menos recorrido / Y eso hizo toda diferencia. Escoger es el verbo predilecto de Morfeo.

— 1.811 visualizaciones.

4 Comentarios ¿El significado de la palabra sofista es peyorativo o elogioso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *