¿Cómo quedó Europa después de la I y II Guerra Mundial?

La Primera Guerra iniciada en Europa causaría un profundo caos en países activos en el campo de batalla. Unos 20 millones de personas murieron. La economía de países como Alemania, Francia, Inglaterra, Rusia fue devastada. Se produjo la hambruna generalizada, así como la propagación de la enfermedad.

En 1945, al final de la Segunda Guerra Mundial, Europa estaba devastada aún más que al final de la Primera Guerra Mundial; el conflicto dejó un saldo de unos 50 millones de muertes. El escenario fue de desolador. Un número incalculable de personas y familias deambulaba por las calles intentando regresar a su tierra, de donde habían sido despojados a la fuerza.

La destrucción había llegado a la industria, el transporte, las comunicaciones, los puentes, los canales, los diques y las tierras de cultivo. A pesar de ello, la reconstrucción de Europa se vería beneficiada por la ayuda norteamericana, haciéndose a un ritmo acelerado en comparación la Gran Guerra. En algunos aspectos, la situación parecía alentadora. Basta recordar que, al contrario de la intensificación de las pasiones nacionalistas, ahora los europeos se preocupaban en cooperar y fortalecer la unidad continental.

El daño de la Segunda Guerra fue profundo y se prolongó durante muchos años. En la etapa de la posguerra, el continente quedó inmerso en un conflicto sin precedentes que daría inicio a la Guerra Fría. Se producía así la bipolarización del mundo entre socialismo (URSS) y capitalismo (EE.UU.).

— 146 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *