¿Cómo fue el Imperio Napoleónico?

Napoleón Bonaparte fue elegido, en un principio, cónsul de Francia para controlar disturbios constantes en Francia en el siglo XVIII con el gobierno girondino. Era un general de batalla y sabía cómo gobernar. Creó relaciones de paz con los países vecinos; definió el catolicismo como iglesia oficial de Francia a cambio de tierras cedidas por estas; creó el Banco de Francia; dominó numerosos territorios próximos a su nación. Es decir, promovió numerosas mejoras dentro del gobierno. Debido a sus logros fue nombrado emperador francés.

Cuando recibió el título, Napoleón impuso la guerra a países europeos por posesiones, como ocurrió con Italia y Austria-Hungría. Intentó aislar comercialmente a Inglaterra, que era la creciente enemiga francesa, pues su comercio se vio fortalecido por la revolución industrial, colocando a Francia en segundo plano. Portugal, desobedeciendo el bloqueo continental, y la familia real, tuvieron que huir para Brasil. Rusia desobedeció el bloqueo y fue atacada por Francia. Convencido de que era invencible, se enfrentó con Rusia con su riguroso carácter frío y perdió. Ahí llegaría el final del imperio napoleónico.

— 102 visualizaciones.

3 Comentarios ¿Origenes del poblamiento en America?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *