¿Cómo el alcohol afecta a las neuronas?

El agente principal del alcohol es el etanol (alcohol etílico). El consumo de alcohol es antiguo, bebidas como el vino y la cerveza poseían contenido alcohólico bajo, una vez que pasaban por el proceso de fermentación. Otros tipos de bebidas alcohólicas aparecieron después, con el proceso de destilación.

Aunque el alcohol tiene gran aceptación social y su uso se siente alentado por la sociedad, es una droga psicotrópica que actúa sobre el sistema nervioso central y puede causar dependencia y cambios en el comportamiento.

Cuando se consume en exceso, el alcohol es visto como un problema de salud, ya que este exceso puede estar relacionado con los accidentes de tráfico, la violencia y el alcoholismo.

Los efectos del alcohol se perciben en dos períodos, uno que estimula y otra que deprime. En el primer período se puede producir euforia y desinhibición. En el segundo momento se da la falta de control, falta de coordinación motora y somnolencia. Los efectos agudos del consumo de alcohol son sentidos en órganos como el hígado, el corazón, los vasos sanguíneos y el estómago.

En caso de suspensión del consumo, también se puede producir síndrome de abstinencia caracterizado por confusión mental, visión borrosa, ansiedad, temblores y convulsiones.

En definitiva, el alcohol actúa de mala manera sobre el sistema nervioso y en las células. Su consumo en exceso daña a las células y produce envejecimiento prematuro y varias regiones de la cabeza pueden verse afectadas con la carencia de muchas vitaminas fundamentales para el cerebro como B1 (tiamina), B3 (niacina), B6 (piridoxina), y especialmente B12 (cianocobalamina).

— 136 visualizaciones.

1 Comentario ¿Qué medidas tomó el emperador Shi Huangdi?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *