Escuelapedia.com Ciencias Reproducción de las bacterias

Avisos google

Reproducción de las bacterias

Reproduccion bacteriana

Alimentos estropeados y enfermedades infecciosas son algunos ejemplos en los que reproducción bacteriana puede verse de manera negativa en la vida humana, sin embargo, el hecho de poseer una capacidad extraordinaria de reproducción permite que utilicemos bacterias en procesos beneficiosos como: producción de alimentos y bebidas, obtención de fertilizantes y procesos biológicos que permiten la limpieza menos invasiva del ambiente contaminado por agentes tóxicos.

De esta manera, entender el proceso de reproducción de estos microorganismos no sólo facilita la prevención de enfermedades y conservación de los alimentos, sino que nos permite conocer la forma correcta de usar su acción para mejorar nuestra calidad de vida.

Las bacterias presentan como forma de reproducción la reproducción binaria, también llamada de bipartición. En este proceso de reproducción asexuada, la bacteria duplica su material genético y se divide en dos, ambas tendrán la misma cantidad de ADN y representarán las mismas funciones. Observemos a continuación el proceso de división ocurriendo.

Reproduccion bacterias

División de dos bacterias

Para tener una idea del potencial reproductivo de una bacteria, imaginemos: ponemos una sola bacteria en un solo lugar y ofrecemos sus condiciones ideales de temperatura y nutrientes. Después de 30 minutos, se completará la primera división y después de esto producirá varios otros, originando, en apenas 24 horas, aproximadamente miles de bacterias, todas semejante a aquella original. Ese conjunto formado por bacterias del mismo origen recibe el nombre de clon.

Pero no pensemos que, incluso pareciendo iguales, todas las bacterias lo son. Existen factores diversos que hacen a las bacterias diferentes, algunas aleatorias como mutaciones, otras no.

Algunos de estos eventos no aleatorios permiten que éstas absorban pedazos de ADN de otras bacterias ya muertas y se vuelvan diferentes, o incluso permiten la formación de puentes de enlace entre dos bacterias aceptando que una transfiera pedazos de ADN para otra, modificando su material genético. Todos esos ejemplos son llamados de recombinación genética y no se constituyen en reproducción sexuada, pues, después de la modificación ocurrida, la forma de reproducción será por división binaria.

Cuando algunas bacterias, como la causante de la enfermedad botulínica, no encuentran medios ideales para su supervivencia, forman una estructura de resistencia llamada endóspora. El proceso de formación de esta célula especial es llamado de esporulación y, después de concluido, originará una estructura resistente a altas temperaturas y la total ausencia de agua y nutrientes. El combate a las endósporas bacterianas es un gran desafío para la medicina y para las industrias que procesan alimentos.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado