Escuelapedia.com Ciencias Relaciones ecológicas

Avisos google

Relaciones ecológicas

Relaciones ecológicas
Los seres vivos de una misma comunidad se relacionan entre sí y con el medio. Tal interacción se produce no sólo entre individuos de la misma especie (relaciones intraespecíficas), sino también con otras poblaciones (relaciones interespecíficas); y puede consistir en vínculos beneficiosos, o no (armónicos y no armónicos).

Las relaciones ecológicas pueden ser armónicas o no serlo. El primer caso se produce cuando ambos tipos son beneficiados; o sólo uno, pero sin causar daño a la otra especie. El segundo, cuando se produce un perjuicio.

Relaciones intraespecíficas

Armónicas

  • Sociedad: representantes de la misma especie cooperan entre sí, a través de la división del trabajo. Ejemplo: abejas y termitas.
  • Colonia: asociación anatómicamente entre individuos unidos entre sí, y que pueden desempeñar funciones específicas. Ejemplo: corales.

No armónicas

  • Canibalismo: un individuo se alimenta de otros de su especie, siendo esta, generalmente, menos capaz.
  • Competición intraespecífica: competencia por territorio, parejas reproductivas, alimentos, entre otros.

Relaciones interespecíficas

Armónicas

  • Mutualismo: ambas especies, asociadas entre sí, se benefician, siendo tal relación imprescindible para su supervivencia. Ejemplo: líquenes (hongos + algas).
  • Protocooperación: ambas especies se benefician, pero sin ser dependiente ni necesariamente unidas entre sí. Ejemplo: cangrejo ermitaño y anémonas de mar.
  • Inquilinismo: una especie proporciona protección u hogar a otra, sin dañarse. Ejemplo: orquídeas epífitas.
  • Comensalismo: un organismo se alimenta de los restos de los restos del alimento de otro. Es una relación que proporciona beneficios apenas a una especie, mientras la otra permanece indiferente. Ejemplo: el tiburón y el pez rémora.

No armónicas

  • Amensalismo: el desarrollo o el propio nacimiento de individuos de una especie resultan perjudicados gracias a la secreción de sustancias tóxicas, producidas por otra especie. Ejemplo: secreciones antibióticas del hongo Penicillium.
  • Herbivoria: los herbívoros se alimentan de partes o incluso plantas enteras. Ejemplo: buey y pasto.
  • Depredación: consiste en la captura, muerte y alimentación de sus presas. Ejemplo: plantas carnívoras, arañas y leones.
  • Parasitismo: un parásito se alimenta de su huésped sin, necesariamente, llevarlo a la muerte. Ejemplo: garrapatas (tropical) y nematodos (endoparasita).
  • Competencia interespecífica: competencia por los recursos entre las distintas especies, generalmente de nichos ecológicos similares.
Recomendado