Escuelapedia.com Ciencias Relaciones ecológicas intraespecíficas

Avisos google

Relaciones ecológicas intraespecíficas

Relaciones ecológicas intraespecíficas
Llamamos de interacciones de interacciones biológicas o relaciones ecológicas a las relaciones que los organismos de una comunidad mantienen entre sí. Esas conexiones son clasificadas en intraespecíficas e interespecíficas, siendo conocidas como relaciones ecológicas intraespecíficas y relaciones ecológicas interespecíficas respectivamente.

Las relaciones ecológicas intraespecíficas, también designadas por algunos de interacciones homotípicas, ocurren entre individuos de una misma especie. Ya las relaciones ecológicas interespecíficas, conocidas por algunos como interacciones heterotípicas, suceden entre organismos de diferentes especies.

Las relaciones ecológicas intraespecíficas pueden clasificarse en:

  • Positivas o armónicas: cuando ninguno de los organismos implicados en la interacción se perjudica.
  • Negativas o no armónicas: cuando hay perjuicio a uno de los organismos involucrados.

Entre las relaciones ecológicas intraespecíficas armónicas existen las colonias y las sociedades.

Las colonias son agrupaciones de individuos de la misma especie que se unen de forma anatómica, trayendo beneficios para todo el grupo. En las colonias, dependiendo de la especie de ser viviente, puede existir división del trabajo, como por ejemplo, en el cnidario Obelia, un tipo de medusa que presenta individuos responsables de la reproducción y otros encargados de la alimentación.

Las colonias pueden ser de dos tipos:

  • Heterotípicas, heteromorfas o polimorfos: en este tipo de colonia no hay diferenciación entre sus miembros con la división del trabajo entre ellos.
  • Homotípicas, homeomorfas o isomorfas: en este tipo de colonia no se ve ninguna diferencia entre sus miembros, no habiendo división de funciones entre sus miembros.

 

Un ejemplo de colonia polimorfa es el Obelia. En este cnidario, encontramos organismos morfológicamente diferentes y con funciones bien definidas.

Como colonias isomorfas se pueden ejemplificar los corales, también pertenecientes al filo Cnidaria. Los corales son seres que construyen un esqueleto calcáreo que alberga cientos de millones de personas prácticamente similares.

Las sociedades son otro ejemplo de las relaciones ecológicas intraespecíficas armónicas. En ellos, los organismos de la misma especie no viven juntos como en las colonias, pero anatómicamente presentan un grado de cooperación, comunicación y división del trabajo muy organizado. Como ejemplos de sociedades, tenemos los llamados insectos sociales, grupo del que son miembros abejas, avispas, hormigas y termitas y algunos mamíferos como los castores y gorilas e, incluso, la especie humana.

Como hemos, las relaciones ecológicas intraespecíficas también pueden ser no armónicas, como es el caso de la competición intraespecífica y el canibalismo.

En la competencia intraespecífica, la misma especie compite por los mismos recursos, que se presentan en el medio de una manera limitada.

En el canibalismo, un organismo mata y come a otro organismo de la misma especie. Como ejemplo, podemos mencionar algunas especies de arañas que devoran al macho después de la cópula, o algunas especies de peces depredadores, que ante la falta de alimento, pueden alimentarse de peces jóvenes de la misma especie.

Recomendado