Escuelapedia.com Ciencias Reino vegetal (Metaphita, plantae)

Avisos google

Reino vegetal (Metaphita, plantae)

Reino vegetal (Metaphita, plantae)

El reino vegetal (Metaphita, Plantae) o de las plantas, se caracteriza por organismos autótrofos (capaces de producir sus propios alimentos) y clorofilados ya que, por la luz solar, llevan a cabo el proceso de fotosíntesis y, por ese motivo, son llamados seres fotosintéticos, productores de la materia orgánica, que, a su vez, alimentan a seres heterótrofos del reino animal, de los hongos y de las bacterias.

Sin embargo, vale recordar que la fotosíntesis es el proceso por el cual las plantas absorben la energía solar para producir su propia energía. Esto ocurre a través de la acción de la clorofila (pigmento asociado con el color verde de las plantas) existente en sus cloroplastos.

De hecho, hay que recalcar que las plantas son la base de la cadena alimentaria, llamados ‘productores’, es decir, el grupo responsable de la nutrición de los diversos organismos (consumidores), lo que indica que sin la existencia de estos seres autótrofos, la vida en la Tierra sería imposible.

Estructura de las plantas

Con respecto a su estructura, básicamente, las plantas están formadas por la raíz (fijación y alimentación), tallo (apoyo y transporte de nutrientes), hojas (fotosíntesis), flores (reproducción) y fruta (protección de las semillas).

Algunas plantas tienen semillas, flores y frutos, llamados de plantas fanerógamas, denominadas de angiosperma y gimnospermas; mientras que los vegetales que no producen semillas, flores y frutos son llamadas de criptógamas y se componen de briofitas y pteridofitas.

Características del reino vegetal

  • Eucariotas (núcleo organizado)
  • Autótrofos (producen el propio alimento)
  • Fotosintetizadores (producción de la fotosíntesis)
  • Pluricelulares (multicelulares)
  • Células formadas por vacuolas, cloroplastos y pulpa

Filos del reino vegetal

El filo vegetal se compone de plantas vasculares (pteridofitas, gimnospermas y angiospermas) una vez que poseen vasos conductores de savia, y las plantas avasculares (briofitas), carentes de esos vasos.

Briófitas

Son plantas de pequeño tamaño que no reciben luz directa del sol, una vez que habitan lugares húmedos, por ejemplo, los musgos. La reproducción de ese filo ocurre a través del proceso de metagénesis, es decir, posee una fase sexual, productora de gametos, y otra asexual, productora de esporas. Además, no poseen vasos conductores de savia, lo que las hace distintas de los otros grupos del reino vegetal. Siendo así, el transporte de nutrientes ocurre mediante un proceso lento de difusión de las células.

Pteridofitas

De mayor tamaño que las briofitas, ese filo es formado por plantas que, en su mayoría, son terrestres y habitan lugares con gran humedad. Presentan vasos conductores de savia, raíz, tallo y hojas y, de la misma manera que las briofitas, la reproducción de esos vegetales ocurre mediante una fase sexual y otra asexual. Importante destacar que si el tallo de las pteridofitas es subterráneo y se denomina de rizoma. Además de eso, las epifitas son plantas que se apoyan en otras plantas, todavía, sin causarles daños, por ejemplo, las orquídeas. Otras plantas de ese filo son los helechos arborescentes.

Gimnospermas

Ese filo consiste en una gran variedad de árboles y arbustos de todos los tamaños. Son plantas vasculares (presencia de vasos conductores de savia), que poseen raíz, tallo, hojas, flores y semillas; sin embargo, lo que las diferencia del grupo de las angiospermas son principalmente sus semillas, visto que presentan las llamadas ‘semillas desnudas’ (no involucradas por el ovario). Además, la reproducción de las gimnospermas es sexual, donde ocurre la fecundación femenina por el polen producido por los machos y transportado con la ayuda de la naturaleza: viento, lluvia, insectos, pájaros. Algunos ejemplos de gimnospermas: secoyas, pinos, entre otros.

Angiospermas

Las angiospermas son plantas vasculares (con presencia de vasos conductores) que habitan diferentes ambientes y representan un filo muy diverso, compuesta de vegetales grandes y pequeños. Junto a las gimnospermas, representan al grupo de plantas fanerógamas, es decir, plantas con de semillas de flores y frutos. Por otro lado, son distintas de las gimnospermas en la medida en que sus semillas son guardadas, en el interior del fruto. Su reproducción es sexual, y la fecundación ocurre con la presencia del polen masculino. Vale recordar que las angiospermas caracterizan el mayor grupo del reino vegetal con aproximadamente 200.000 especies.

Plantas parásitas

A diferencia de la mayoría, hay plantas que no producen su propio alimento y, por eso, buscan en otros vegetales la energía necesaria para sobrevivir. Son conocidas como plantas parásitos de los organismos fotosintetizadores que necesitan de la savia de otras para su nutrición. Hace aproximadamente 300 especies con esas características, algunas de ellas son: planta fantasma, muérdago, vid de oro, entre otros.

Plantas carnívoras

Las plantas carnívoras o insectívoras son un caso curioso del reino vegetal, una vez que complementan su nutrición por medio de la captura de pequeños insectos o, en algunos casos más raros, sapos, ratones, pequeños mamíferos y pájaros. Esa característica peculiar atrajo la atención de muchos biólogos y científicos, en la medida en que las plantas carnívoras también realizan la fotosíntesis, tal como los seres autótrofos del reino vegetal, sin embargo, por habitar suelos pobres en nutrientes, buscan una complementación nutricional por medio de la digestión de algunos insectos y animales.

Curiosidades

  • El reino vegetal está compuesto por aproximadamente 400.000 especies conocidas, siendo así uno de los más grandes grupos de seres vivos.
  • Debido a que son organismos autosuficientes (autótrofos), las plantas fueron los primeros seres habitantes del planeta Tierra.
Recomendado