Yo estoy como perro con vejiga que nunca fal…

Yo estoy como perro con vejiga; que nunca falta un gil que me persiga.
Se dice figuradamente del hombre siempre infortunado, por analogia con los perros callejeros de antaño, al rabo de los cuales, por carnaval, se les ataba, para diversion de la chiquilleria, vejigas de gorrino infladas.

7 Comentarios De escarcha parda, hasta el diablo guarda. A…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *