Escuelapedia.com Historia Reforma Protestante y Contra-Reforma

Avisos google

Reforma Protestante y Contra-Reforma

Reforma Protestante y Contra-Reforma

El proceso de reformas religiosas comenzó en el siglo XVI. Podemos destacar como causas de estas reformas: los abusos de la Iglesia Católica y un cambio en la visión del mundo, a raíz del pensamiento renacentista.

La Iglesia Católica vino de los fines de la Edad Media, perdiendo su identidad. Gastos con lujo y preocupaciones materiales estaban sacando el objetivo católico de la escena. Muchos de los sacerdotes estaban violando los principios religiosos, en especial, los relacionados a la cuestión del celibato. Padres que mal sabían rezar una misa y comandar los rituales, dejaban a la población en pura insatisfacción.

La burguesía comercial, en plena expansión en el siglo XVI, estaba inconformada, pues los clérigos católicos condenaron su trabajo y su afán de riqueza. El lucro y los intereses, típicos de un capitalismo emergente, eran contemplados como prácticas condenables por los religiosos.

Por otro lado, el Papa recaudaba fondos para la construcción de la Basílica de San Pedro en Roma, con la venta de indulgencias (venta del perdón).

Políticamente, los reyes no estaban contentos con el Papa, porque su posición interfería en gran medida en los comandos que eran a su vez propios de la realeza.

El nuevo pensamiento renacentista también se opone a los preceptos de la Iglesia. El hombre del Renacimiento, comenzó a leer más y a formarse una opinión cada vez más crítica, racional y científica. Los trabajadores urbanos, con más acceso a la cultura, empezaron a discutir y pensar en las cosas del mundo. Florece un pensamiento basado en la ciencia y en la búsqueda de la verdad a través de experiencias y de la razón.

La Reforma luterana

El monje alemán Martín Lutero fue uno de los primeros en cuestionar fuertemente los dogmas de la Iglesia Católica. Fijó en la puerta de la iglesia en Wittenberg las 95 tesis criticando a diversos puntos de la doctrina católica.

Las 95 tesis de Martín Lutero condenaron la venta de indulgencias y propuso la fundación del luteranismo (religión luterana). Según Lutero, la salvación del hombre se produce por actos cometidos en la vida y por medio de la fe. Aunque haya sido contrario al comercio, tuvo un gran apoyo de los reyes y príncipes de la época. En su tesis, condenó el culto a las imagenes y sin soslayar el celibato.

Martín Lutero fue citado a desmentir sus 95 tesis en la Dieta de Worms, convocada por el emperador Carlos V. El 16 de abril de 1521, Lutero no sólo defendió sus tesis sino que mostró la necesidad de una reforma de la Iglesia Católica.

La Reforma calvinista

En Francia, Juan Calvino comenzó la Reforma en el año 1534. Según Calvino la salvación del alma se produce sólo con el trabajo justo y honesto. Esta idea calvinista, atrajo a banqueros y burgueses hacia el calvinismo.

Muchos trabajadores también vieron en esta nueva religión una forma de hacer las paces con su religiosidad. Calvino también defendió la idea de la predestinación (persona nacida con una vida definida).

La Reforma anglicana

En Inglaterra, el rey Enrique VIII rompió con el papado, después de que se negase a cancelar la boda del rey. Enrique VIII fundó la Iglesia Anglicana y aumentaría su poder y posesiones retirando una gran cantidad de tierras a la Iglesia Católica.

La Contrarreforma católica

Preocupados por el avance del protestantismo y la pérdida de los fieles, los obispos y los papas se reúnen en la ciudad italiana de Trento para convocar el Concilio de Trento con el fin de elaborar un plan de reacción. En el Concilio de Trento se definieron una serie de preceptos:

  • Catequesis a los habitantes de las tierras descubiertas, a través de la acción de los jesuitas.
  • Reanudación del Tribunal de la Inquisición para castigar y condenar a los acusados de herejía.
  • Creación del Index Librorium Proibitorium (Índice de libros prohibidos) para evitar la propagación de ideas contrarias a la Iglesia Católica.

Intolerancia

En muchos países europeos las minorías religiosas fueron perseguidas y muchas guerras religiosas se produjeron en consecuencia, todas ellas fruto del radicalismo. La Guerra de los Treinta Años (1618-1648), por ejemplo, puso a los católicos y protestantes en guerra por motivos puramente religiosos. En Francia, el rey mandó a asesinar a miles de calvinistas en la conocida como Noche de San Bartolomé.

¿Sabía usted?

El 31 de octubre se celebra el Día de la Reforma. La cita es una referencia al 31 de octubre de 1517, el día en que Martín Lutero clavó sus 95 tesis en la puerta de la iglesia en Wittenberg (Alemania).

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado