Escuelapedia.com Varios Reacciones corporales frente al frío

Avisos google

Reacciones corporales frente al frío

Reacciones corporales frente al frio

El organismo humano es homeotérmico, es decir, preserva la temperatura corporal regulada en torno a 36,1ºC. Cuando la temperatura del medio externo disminuye, el organismo comienza a perder calor y acciona los horripiladores, pequeños músculos localizados en la raíz de los pelos del cuerpo. Esos mismos producen temblores o escalofríos para generar calor a partir de la quema de carbohidratos, grasas y calorías. Los horripiladores también funcionan como aislantes términos, no permitiendo que el aire frío sobrepase la barrera de la piel y alcance el organismo.

Algunos cambios en el funcionamiento del metabolismo también se producen sin ninguna pérdida de calor.

La piel comienza a recibir menos vasos sanguíneos en su orden más externa para centrarse más en la sangre dentro del cuerpo y así producir más calor.

La respiración se ve afectada, debido a que sus reacciones químicas pierden fuerza y se desaceleran, llevando menos oxigenación para los músculos y, en consecuencia, se utiliza menos glucógeno que en ellos permanece almacenado. El glucógeno, al ser utilizado, produce ácido láctico, siendo solamente eliminado en determinadas cantidades que en exceso provocan sibilancias y cansancio.

El sistema urinario trabaja más duro, porque como en el frio no se elimina el líquido a través del sudor, el líquido comienza a ser eliminado a través de la orina.

Los vasos sanguíneos en el cuero cabelludo se contraen más que los vasos internos y esa contracción disminuye el paso de desplazamiento de sangre en esos vasos, provocando dolores de cabeza.

El apetito aumenta porque el cuerpo necesita grasas, carbohidratos y calorías para obtener energía.

El corazón sufre disminución de la frecuencia cardíaca y aumento de la presión arterial.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado