Escuelapedia.com Historia La cuestión balcánica

Avisos google

La cuestión balcánica

Cuestión balcánica
A finales del siglo XIX, la región de los Balcanes fue uno de los varios escenarios de disputa entre las grandes naciones imperialistas. En ese momento, el imperio turco otomano perdió el control de la región y dio espacio para varias naciones independientes aparecer. Observando el desmembramiento de los territorios, algunas potencias vecinas expresaron fácilmente su interés en imponer sus intereses políticos en aquel lugar.

Por un lado, Rusia ha apoyado expresamente los movimientos paneslavistas que abogaron por la formación de una sola nación entre los pueblos eslavos. Apoyando estos movimientos, los rusos intentaron asegurar su influencia política y económica. Para ello, contaron con el apoyo de Serbia, que pretende encabezar localmente la anexión de los territorios.

En contraste, el Imperio Austro-Húngaro, con el apoyo alemán, quería construir un ferrocarril que uniera las ciudades de Berlín y Bagdad a través del territorio de los Balcanes. La realización de este proyecto sería un primer paso para los alemanes obtener ventajas políticas y económicas en un territorio política y militarmente destrozado. Tendríamos así la construcción de una rivalidad imperialista apartando a rusos y austrohúngaros.

Alrededor de 1912, el Imperio Austro-Húngaro se vio envuelto en una serie de conflictos donde terminó siendo derrotado por una coalición militar que consta de varios pueblos eslavos. Aprovechando esta situación, Bosnia y Herzegovina se inclinaron a romper con la hegemonía que los austriacos imponían en sus respectivos países. En aquel momento, el imperialismo austríaco en los Balcanes se veía claramente amenazada por todos lados.

En 1914, con el fin de revertir la situación, el archiduque Francisco Fernando, heredero del trono austríaco, decidió hacer un viaje a la ciudad de Sarajevo, la capital de Bosnia. En esa comitiva, tenía la intención de anunciar la formación de un gran imperio que traería Serbia y Herzegovina a la misma condición política disfrutada por Austria y Hungría. De esa forma, se diseñaba una estrategia diplomática que preservaría la presencia austrohúngara en los Balcanes.

Sin embargo, esta misión diplomática resultó ser desastrosa cuando miembros de un grupo nacionalista asesinaron al archiduque. Inmediatamente, el Imperio Austro-Húngaro abandonaría las negociaciones previstas, amenazó a los serbios militarmente y realizó una serie de requisitos compensatorios. Asesorados por los rusos, Serbia no cumpliría con las exigencias impuestas. En respuesta, los austriacos declaran la guerra a los serbios.

En ese momento, los rusos declararon la guerra a Austria-Hungría para lograr sus antiguas pretensiones imperialistas en la península. A partir de entonces, los alemanes apoyaron a Austria y también declararon la guerra contra los franceses. A continuación, Inglaterra entró en el conflicto para cumplir con acuerdos de apoyo militar con Francia. De esta manera, el problema de los Balcanes accionó las alianzas que marcaron el desarrollo de la primera guerra mundial.

Datos sobre el articulo
Opiniones del artículo
Artículos relacionados
Recomendado