Escuelapedia.com Historia Pueblos bárbaros

Avisos google

Pueblos bárbaros

Pueblos barbaros

Los bárbaros eran de origen germánico y vivían en las regiones norte y noreste de Europa y el noreste de Asia, durante el Imperio Romano. Vivieron en relativa armonía con los romanos hasta los siglos IV y V de nuestra era. Incluso llevaron a cabo intercambios y comercio con los romanos, a través de sus fronteras. Muchos germanos eran contratados para integrar el poderoso ejército romano.

Los romanos utilizaron la palabra ‘bárbaros’ para todos aquellos que habitaron fuera de las fronteras del imperio y que no hablaban la lengua oficial de los romanos, el latín. La convivencia relativamente pacífica entre esos pueblos y los romanos perduró hasta el siglo IV, cuando una horda de hunos condujo a los otros pueblos bárbaros hasta las fronteras del Imperio Romano. En este siglo y en el siguiente, lo que se vio fue una invasión, muchas veces violenta, que terminó por derribar el Imperio Romano de Occidente. Además de la llegada de los hunos, podemos citar como otros motivos que ocasionaron la invasión de los bárbaros la búsqueda de riquezas, la explotación de suelos fértiles y el deseo de climas agradables.

Principales pueblos bárbaros

  • Alanos: originarios de la región del nordeste del Cáucaso. Entraron en el Imperio Romano entre los siglos IV y V. Ocuparon la región de Hispania y el norte de África.
  • Sajones: procedentes de la actual Alemania del norte y el este de Holanda. Penetraron y colonizaron las islas británicas en el siglo V.
  • Francos: se instalaron en la región de la actual Francia y fundaron el Reino Franco.
  • Lombardos: invadieron la parte norte de la península italiana.
  • Anglos y sajones: penetraron y se establecieron en el territorio de la Inglaterra moderna.
  • Borgoñones: se establecieron en el suroeste de Francia.
  • Visigodos: se establecieron en la Galia, Italia y la región de la Península Ibérica.
  • Suevos: invadieron y habitaron la Península Ibérica.
  • Vándalos: se establecieron en el norte de África y la Península Ibérica.
  • Ostrogodos: invadieron la región del actual Italia.

Economía, arte, política y cultura de los bárbaros germánicos

La mayoría de estos pueblos fueron organizados en las aldeas rurales, compuesto por viviendas rústicas hechas de barro y ramas de árbol. Practicaron el cultivo de cereales como, por ejemplo, el trigo, el frijol, la cebada y los guisantes. Criaban ganado para el cuero, la carne y la leche. También se dedicaron a la guerra como medio de saquear la riqueza y los alimentos. En tiempos de grandes batallas, escogían un guerrero valiente y fuerte, y hacían de él su líder militar.

Practicaban una religión politeísta, adoraban a dioses que representan las fuerzas de la naturaleza. Odín era el dios principal y representa la fuerza del viento y la guerra. Para estas personas, hay vida después de la muerte, donde los valientes guerreros muertos en batalla podían disfrutar de un paraíso, el Valhalla (del nórdico Valhöll, salón de los muertos).

La mezcla de la cultura germánica con la romana formó gran parte de la cultura medieval, pues numerosos hábitos y aspectos políticos, artísticos y económicos se mantuvieron durante toda la Edad Media.

Los hunos

Entre los bárbaros, los hunos eran los más violentos, insaciables por el combate, la guerra y los saqueos. Eran nómadas (sin vivienda) y destacaban como excelentes criadores de caballos. Cómo no construyeron casas, vivían en sus carrozas y también en barracas que ponían allí en los caminos que recorrían.

La principal fuente de beneficios de los hunos era la práctica del saqueo a los pueblos dominados. Cuando llegaban a una religión, sembraban rápidamente el miedo, pues eran extremadamente violentos y crueles con sus enemigos. El principal líder de los hunos fue Atila, huno responsable de diversas conquistas en guerras y batallas.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado