Escuelapedia.com Literatura Prometeo encadenado

Avisos google

Prometeo encadenado

Prometeo Encadenado

Prometeo encadenado fue una de las principales tragedias griegas de Esquilo, dramaturgo cuyas obras fueron bastante puesta en escena en la antigua Grecia. Se trata de la sanción impuesta por Zeus a Prometeo, como resultado de haber robado el fuego, que pertenecía a los dioses, y haberlo entregado a la humanidad.

Resumen

El titán Prometeo robó el fuego a Zeus para darlo a los mortales, de modo que para castigar este acto, el dios de dioses mandó encadenar a Prometeo a una roca y le mandó un águila para devorar su hígado, que tenía la capacidad de regenerarse cada noche.

Años y años pasaron mientras el águila comía continuamente y sin descanso el hígado de Prometeo que seguía atado a sus cadenas, hasta que el astuto centauro Quirón (también llamado Queirón o Chirón), al ver el sufrimiento de Prometeo decidió salvarlo, liberándolo de las cadenas y matando al águila con una flecha certera.

Después de ser salvado, Prometeo se convirtió en un dios, ya que Quirón le ofreció su inmortalidad. Quirón, que había sido herido accidentalmente por una flecha envenenada disparada por su amigo Heracles, vivió en el sufrimiento y quería morir y descansar.

Prometeo en la mitología griega

Prometeo era responsable de la creación de la especie humana. En la Tierra, sólo había plantas y animales hasta la llegada del ser humano. Según la mitología, Prometeo habría creado al hombre de arcilla, con el molde de la forma física de los dioses.

Después de su trabajo de modelado, Prometeo creó a los humanos y les dio las almas de los animales. Más tarde, admirando el modelo creado por el titán Prometeo, Atenea – diosa de la sabiduría – sustituyó el alma de los animales por el espíritu soplando su aliento divino.

De este modo, Prometeo enseñó a los hombres diversos oficios, tal como es frecuentemente mencionado en la cosmogonía griega, el de la carpintería, garantizando así que tuviesen todo lo necesario para sobrevivir. Más tarde, percibiendo que les faltaba algo, les ofreció el fuego – símbolo del conocimiento intuitivo.

Zeus estaba enojado con la evolución de la creación de la humanidad, por lo que planeó vengarse tanto de los hombres como de Prometeo, su creador.

A los hombres envío a Pandora – y con ella, todas las desgracias que existen en el mundo; mientras, Prometeo fue encadenado en el Cáucaso por Hefesto, con el apoyo de Bía y Cratos.

Hay, sin embargo, otras versiones que indican que Prometeo no engañó a Zeus robándole el fuego, que ya estaba en manos de la humanidad, sino que ocurrió un episodio en que habría llevado a Zeus a comer carne, sin embargo, terminaría ofreciéndole huesos. Para vengarse, Zeus habría retirado el fuego a los mortales para que ellos comiesen su carne cruda, el cual posteriormente habría sido robado por Prometeo.

Análisis

Este mito se refiere a la aparición de los intelectuales, que es representada por la búsqueda del fuego, que ilumina a las personas para que sean conscientes o iluminadas por el conocimiento verdadero.

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado