Avisos google

Proletario

Proletario
La clase social formada por proletarios se llama proletariado. El proletariado (del latín proletarĭus) se compone de operarios u obreros que reciben una remuneración por su trabajo.

En el sistema capitalista, el proletariado es la clase social más baja. Estos trabajadores no tienen los medios de producción, sino que se ven obligados a vender su fuerza de trabajo a la burguesía. En otras palabras, el proletariado es un empleado de la burguesía, que, como empleador, le paga un salario por su trabajo.

Karl Marx fue quien creó el concepto de proletariado para confrontar a la clase obrera con la clase burguesa. De cualquier forma, el término tuvo su origen en la antigua Roma. Allí, el proletariado era la masa de ciudadanos de clase social inferior que no poseían ninguna propiedad. El Estado sólo consideraba a esas personas para la generación de descendientes (hijos), los cuales pasaban a formar parte de los ejércitos del imperio romano.

La clase social formada por proletarios se llama proletariado. El proletariado (del latín proletarĭus) se compone de operarios u obreros que reciben una remuneración por su trabajo.

En el sistema capitalista, el proletariado es la clase social más baja. Estos trabajadores no tienen los medios de producción, sino que se ven obligados a vender su fuerza de trabajo a la burguesía. En otras palabras, el proletariado es un empleado de la burguesía, que, como empleador, le paga un salario por su trabajo.

Karl Marx fue quien creó el concepto de proletariado para confrontar a la clase obrera con la clase burguesa. De cualquier forma, el término tuvo su origen en la antigua Roma, retomado por Marx para desarrollar su teoría de la formación de sujetos políticos. Allí, el proletariado era la masa de ciudadanos de clase social inferior que no poseían ninguna propiedad o sin suficiente patrimonio para contar como voto de los ciudadanos y deberes militares. El Estado sólo consideraba a esas personas para la generación de descendientes (hijos), los cuales pasaban a formar parte de los ejércitos del imperio romano. Los proletarios de la antigua Roma representaron lo que no era tenido en cuenta para la vida social.

Es en medio de la Revolución francesa y especialmente después de la Revolución de 1830, que el término adquiriría gradualmente connotaciones políticas para describir a los que solamente poseen su salario diario pagado de acuerdo con la necesidad básica de auto-conservación, sean campesinos, sean obreros, y que deben ser objetos de acciones políticas hechas en nombre de la justicia social. Así, los proletarios no son aún sujeto político emergente sino el nombre de un punto de sufrimiento social. Ejemplo claro en este sentido es el uso del término hecho por Saint-Simon.

De esta manera, más que acuñar el uso social del término, Marx vinculó el concepto de proletariado a una teoría de la revolución, a una teoría de las luchas de clases. Sin embargo, para tener tal fuerza política, el término necesita describir más que una clase de personas desprovistas de bienes; necesita describir una desposesión completa de sí tan bien caracterizada por Marx en una idea como: ‘El proletario es desprovisto de propiedad; su relación con mujer e hijos no tiene que ver con las relaciones de la familia burguesa; el trabajo industrial moderno, la moderna subsunción al capital, tanto en Inglaterra como en Francia, en América como en Alemania, retiraron de él todo carácter nacional. La ley, la moral, la religión, son para él preconceptos burgueses que encubren varios intereses burgueses’.

Como vemos, el proletariado no se define sólo desde el empobrecimiento extremo, sino desde la anulación completa de vínculos a formas tradicionales de vida. Tales vínculos no son recuperados en un proceso político de reafirmación de sí mismo, no se trata de permitir que los proletarios tengan una nación, una familia burguesa, una moral y una religión. Tales normatividades son negadas en una negación sin retorno. Y sólo así es que ellos se vuelven sujetos políticos. Lejos de necesariamente ser el conjunto de la clase obrera, el proletariado puede describir a aquellos dispuestos a afirmar tal experiencia de desposesión.

En síntesis, para el marxismo, proletarios y burgueses tienen intereses antagónicos (opuestos). El proletariado busca que los salarios sean aumentados en razón de la plusvalía, mientras que los burgueses pretenden que se mantengan salarios al mínimo para maximizar sus beneficios. Según Marx, la única forma posible del proletariado poder cortar la subordinación a la burguesía es la conciencia de su situación para lograr la revolución y erradicar la dominación capitalista.

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado