Escuelapedia.com Ciencias Problemas ambientales globales

Avisos google

Problemas ambientales globales

Problemas ambientales globales

Algunos problemas ambientales adquieren una dimensión global, tales como el efecto invernadero, la destrucción de la capa de ozono y la aparición de la lluvia ácida. Algunos problemas ambientales alcanzan una escala mundial.

Uno de los principales problemas que plantea en el contexto moderno de desarrollo corporativo son temas relacionados con el medio ambiente. La mayoría de estos fenómenos tienen gran parte de su existencia acreditada a las actividades humanas, como la contaminación y la deforestación, causando graves problemas naturales y dañando la vida silvestre y la constitución social.

Algunas de estas cuestiones afectan a todo el planeta y son temas recurrentes en todos los enfoques pertinentes a la conservación del medio ambiente. Estos son los problemas ambientales a nivel mundial, de los cuales podemos mencionar el efecto invernadero, la lluvia ácida y el agotamiento de la capa de ozono. En conjunto, estos fenómenos pueden conducir a la intensificación del calentamiento global y causar graves daños a la sociedad y con la naturaleza.

La destrucción de la capa de ozono

Aunque no hay consenso en toda la comunidad científica – incluso quienes dudan de su existencia –, la destrucción de la capa de ozono se coloca como uno de los principales problemas de nuestro tiempo. La pretensión es que hay una capa compuesta por el elemento ozono (O3) en la estratosfera de la Tierra, por lo que las emisiones de gases de efecto invernadero destruyen esta capa, cuya función es proteger el área de la Tierra de los rayos ultravioleta emitidos por el sol.

Aumento de efecto invernadero

El efecto invernadero es un fenómeno natural de conservación de calor en la Tierra. Cuando los rayos del sol golpean la Tierra, ellos son absorbidos y en parte reflejados para la atmósfera que refleja nuevamente esos rayos para la superficie. Ese fenómeno recibe ese nombre por ser semejante a la acción de una estufa de vidrio, cuando el calor entra con facilidad pero tiene dificultad en dispersarse.

El principal problema es que la acción humana sobre el espacio natural y geográfico viene contribuyendo a la intensificación de ese fenómeno, lo que estaría contribuyendo para la elevación de las temperaturas del planeta. La emisión de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera contribuyó para que los rayos solares no se dispersaran para fuera de la atmósfera, reteniendo toda su energía en nuestro ambiente, hecho que se agrava con el proceso de deforestación, una vez que la vegetación tiene la función de absorber parte de ese calor.

Intensificación de la lluvia ácida

En general, cualquier lluvia es ácida. Sin embargo, los niveles comunes de este ácido no representan una amenaza para la recepción local de estas lluvias. A pesar de eso, algunos factores pueden contribuir al aumento de este índice, como la presencia de ciertos elementos en la atmósfera, tales como el dióxido de azufre (SO2) y dióxido de nitrógeno (NO2).

Estos productos químicos reaccionan con el agua de lluvia haciéndola cada vez más ácida de lo normal. La emisión de los mismos en la atmósfera está relacionada con factores naturales (tales como erupciones volcánicas, por ejemplo) y, especialmente, con la acción humana. El humo de las chimeneas de algunas fábricas tiene una alta concentración de contaminantes que deterioran la calidad del aire.

Como resultado, muchas pérdidas han sido causadas por la acción de la lluvia ácida causada por la acción del hombre, como la contaminación de los ríos y lagos, la destrucción de patrimonios, alteraciones en la agricultura y la ganadería, entre muchos otros casos.

La combinación de estos problemas ambientales mencionados anteriormente contribuye a la aparición de muchos otros fenómenos, como el calentamiento global y la alteración de los ecosistemas y la vida en la Tierra.

Recomendado