Avisos google

Plástidos

plastidios

Los plástidos, también llamados de plastos, son orgánulos celulares encontrados en las células vegetales que tienen funciones de fotosíntesis, síntesis de aminoácidos y ácidos grasos, así como almacenamiento de información. Ellos se clasifican según el pigmento que poseen, siendo llamados de cloroplastos, cromoplastos y leucoplastos.

Los cloroplastos son los más conocidos de cerca y cuentan con la coloración verde gracias a la presencia de la clorofila. En ellos hay también la presencia de carotenoides, pigmentos que van del amarillo al rojo, pero están enmascarados por la clorofila. Este es el orgánulo en que ocurre el proceso de fotosíntesis, que es responsable de la producción de glucosa para la planta. Estos plástidos se encuentran en todas las plantas de coloración verde, ocurriendo principalmente en las hojas, aunque pueden aparecer en tallos y en algunas raíces aéreas.

El cloroplasto se presenta recubierto por una membrana doble compuesta de proteínas y lípidos, así como los otros plástidos. En su interior está el estroma o matriz, donde está inmerso el sistema de membranas. Ese sistema es constituido por estructuras aplanadas, semejantes a monedas, que reciben el nombre de tilacoides. Estos se pueden agrupar en células, llamadas de granum. El conjunto de esos granum forma la masa. Las clorofilas y los carotenoides están contenidas en los tilacoides.

Los cromoplastos son plástidos que sintetizan carotenoides, siendo ellos responsables por el color de las flores, frutas, raíces y hojas viejas que cuentan con matices de amarillo a rojo. Como ejemplo de raíz rica en carotenoides, podemos citar la zanahoria. Diferentemente de los cloroplastos, los cromoplastos no participan del proceso de fotosíntesis. Podemos relacionarlos con la función de atracción de polinizadores.

Los leucoplastos son plastos que no presentan ningún tipo de pigmento, siendo encontrados normalmente en partes de la planta que no están en contacto directo con la luz. Con base en la sustancia que sintetizan, ellos son denominados en: amiloplastos (producen almidón), proteinoplastos (producen proteínas) y oleoplastos (producen sustancias lipofílicas).

Todos los plástidos mencionados anteriormente están formados de estructuras indiferenciadas y sin color llamadas proplasos. Se encuentran en el embrión y en las regiones meristemáticas. Cabe destacar que los plástidos pueden convertirse fácilmente en otros tipos. Podemos observar este fenómeno en la patata, que, cuando es expuesta a la luz, transforma parte de sus amiloplastos en cloroplastos. Otro ejemplo es el de los cloroplastos que se transforman en cromoplastos durante la madurez de algunos frutos.

Los plástidos se consideran organelos semiautónomos y presentan características que los hacen similares a las bacterias. Entre estas similitudes, podemos citar la presencia de ADN, los ribosomas son más pequeños que los que se encuentran en el citoplasma y la inhibición de la síntesis de proteínas por antibióticos. Otra característica importante es su capacidad para autoduplicarse.

Datos sobre el articulo
Opiniones del artículo
Recomendado