Escuelapedia.com Ciencias Perro de Pavlov

Avisos google

Perro de Pavlov

Perro de Pavlov

El perro de Pavlov es el protagonista de una experiencia revolucionaria, que ocurrió hace 100 años y cambió la forma en que los humanos piensan sobre sí mismos. De hecho, no había apenas un perro en esta historia, sino varios. A primera vista, los fenómenos parecen triviales.

Un famoso doctor ruso de principios del siglo XX, llamado Ivan Pavlov, entrenó a perros para que ellos babeasen sin que hubiese ningún alimento próximo. El «mecanismo» funcionaba de la siguiente manera: cada vez que los perros eran alimentados, el médico hacía sonar una campana. Con el tiempo, los perros empezaron a asociar los sonidos de la campana con la comida. Fue entonces cuando los perros babeaban sólo al oir la campana, a pesar de que el plato quedaba vacío. Muchos pueden recordar que ya enseñaron algunos trucos a sus mascotas, pero la experiencia de Pavlov tenía un propósito académico más allá del propósito disciplinar del mejor amigo del hombre. La idea del médico ruso era proponer un avance científico: los reflejos condicionados.

Los seres vivos nacen con ciertos reflejos – en otras palabras, están programados para tener determinadas reacciones a situaciones específicas. Este es uno de los preceptos básicos del conductismo clásico, una materia de la psicología dedicada al análisis del comportamiento.

Si un surfista en el mar se encuentra con un tiburón, por ejemplo, sus músculos se tensan y su atención se incrementa ante la inminente amenaza. Al final, el cuerpo de él concentra energía automáticamente para huir de aquella amenazadora boca llena de dientes. Eso es una muestra clásica del reflejo natural.

Lo que Pavlov descubrió es que esos reflejos también pueden surgir sin un origen específico, sin una razón concreta para que entren en acción. También reconoció que los reflejos no eran únicamente propios de los animales, sino también del propio ser humano.

En ciertas películas, la banda sonora genera una sensación específica. Por ejemplo, en la película Tiburón de Steven Spielberg de 1975 se repetía constantemente una serie de sonidos que precedían al ataque de uno de los personajes. Llegaba un momento en que las notas musicales, por sí mismas, ya generaban el miedo en los espectadores que esperaban que algo malo iba a suceder en la obra de ficción.

Los espectadores, en este caso, reaccionarían como los perros de Pavlov: permanecen en tensión al escuchar la música cuando perciben, a lo largo del filme, que ella señala muerte. Después de todo, al igual que los perros de Pavlov, nosotros también podemos ser entrenados a los estímulos del entorno y crear respuestas como reacción a su significado.

Ivan Petrovich Pavlov nació en Riazán, Rusia, en 1849. Se convirtió en un médico honorífico y, aunque es famoso por desarrollar el concepto de reflejo condicionado, ganó el Premio Nobel de Medicina en 1904 por sus descubrimientos sobre el sistema digestivo. Sus estudios sobre el impacto de la utilización de perros fueron publicados un año antes el premio en 1903. Pavlov murió en 1936.

Experiencia reveladora

Los animales fueron condicionados para reaccionar con el sonido de una campana.

  • 1. Cuando un perro ve a su comida, tiene el reflejo natural para poner su sistema digestivo a funcionar. Entonces él babea. La saliva, después de todo, es la primera sustancia que actúa para digerir los alimentos.
  • 2. La experiencia de Pavlov comenzó con el científico haciendo sonar una campana antes de cada comida que los cachorros de su laboratorio recibían. Después de esto, el proceso era repetido varias veces, el número es diferente para cada animal sometido a prueba. Los perros permanecían condicionados a babear sólo al escuchar el sonido, incluso cuando no hubiera nada de alimento.
  • 3. Esto no quiere decir que los animales permanezcan salivando para el resto de la vida, siempre que escuchasen una campana. Si ellos acostumbrasen de nuevo a escuchar el sonido sin volver a ver comida cerca, llegaría un momento en que dejarían de babear más. Entonces, si el reflejo al que fueron condicionados no es consolidado a largo plazo terminaría.
Contenidos recomendados
Recomendado