Escuelapedia.com Historia Período Mesolítico – Características

Avisos google

Período Mesolítico – Características

Período Mesolítico – Características

El Periodo Mesolítico consiste en una transición del Paleolítico al Neolítico – que es cuando termina la prehistoria y comienza la historia. Comenzó alrededor del 10.000 antes de Cristo y se conecta directamente con la Edad de Hielo, momento en que se congeló gran parte del planeta tierra y se produjeron cambios drásticos en todo el clima del planeta. Cuando la temperatura global se suavizó, el hombre pudo comenzar a desarrollar la agricultura, llegando entonces el fin del periodo Mesolítico y da inicio al Neolítico.

Aunque en algunos continentes la existencia de Mesolítico sea visible en otros su presencia es discutible, ya que había una muy fuerte transición entre los períodos Paleolítico y Neolítico, pues la evolución tiene lugar a diferentes velocidades en diferentes lugares del planeta. Por lo tanto, el período Mesolítico solamente se consideraría que existió en algunas regiones en las que los cambios de una época a otra eran drásticos – las áreas que sufrieron más intensa glaciación.

El hombre del Periodo Mesolítico

Los seres humanos del Mesolítico eran nómadas estacionales, es decir, se refugiaban en cuevas en los duros inviernos y en verano salían a hacer exploraciones y acampamentos en los márgenes de los ríos. Fue en esta época que ellos comenzaron a descubrir otras utilidades para el fuego, como cocinar alimentos, iluminar la caverna y protegerla de los depredadores y la principal de ellas: proteger del frío.

Las relaciones y la convivencia humana también fueron desarrolladas en el periodo mesolítico. Ellos comenzaron a hacer la división de tareas por sexo: los hombres eran responsables de la caza y la protección de la comunidad; mientras, las mujeres organizaban los espacios de refugio y cuidaban de los niños.

Desarrollo del Periodo Mesolítico

Los hombres comenzaron a desarrollar armas de caza más modernas y eficientes, que servían también para proteger toda la comunidad de los depredadores. Cuando montaban acampamento cerca de los ríos en el verano, ellos solían construir habitaciones con madera y ramas de árboles. Pasaron a utilizar el río no solamente como fuente de agua sino también como fuente de alimento: aprendieron a pescar.

También comenzaron a acostumbrarse a una vida menos nómada. Aprendieron que los animales de gran tamaño tenían mayor hábitat en lugares altos (como montañas), pues allí tenían una mayor posibilidad de obtener alimento. Así, varios grupos fijaron sus hogares en cavernas localizadas en la zona alta de las montañas, donde conseguían pasar un buen tiempo sin sentir la necesidad de migrar. Aprendieron también a domesticar algunos animales, haciendo que siempre estuviesen cerca de un animal y, cuando no encontraban ningún otro en la caza, lo mataban y comían.

El arte mesolítico

Como en todos los otros momentos históricos, el hombre tiene el hábito de registrar en su arte su manera de vivir, su día a día y otros aspectos referentes a la realidad de la época. Por lo tanto, el arte comenzó a ganar nuevas formas y conceptos, donde pasaron a retratar mucho más los cambios climáticos y los factores socioeconómicos de las sociedades primitivas de la época. Pero, a pesar de presentar una nueva temática, el arte no tuvo una nueva técnica, y por eso es llamado de cultura de transición, pues presenta características mixtas de ambos periodos, el antecesor y sucesor de la misma.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Artículos relacionados
    Contenidos recomendados
    Recomendado