Avisos google

Pergamino

Pergamino
Se llama pergamino al soporte para escritura desarrollado en la antigüedad, obtenido a partir de la piel de un animal, en especial cabra, ternero u oveja. También se conoce con el término latino ‘vellum’ (o papel viejo, referente al pergamino de mejor calidad). El nombre pergamino es una referencia a la ciudad de Pérgamo, en Asia Menor, donde presuntamente arrancaría su fabricación.

Casi tan antigua como la fabricación del papiro, el pergamino era casi igual a las pieles de mejor calidad de la época. Pronto se hizo necesaria de una alternativa práctica para obtener soporte para la escritura y el pergamino era una de las opciones más viables. Durante el I a.C., se desarrolló una técnica con la cual se obtenía un material de escritura mejor y más blanco, además del hecho de que el papiro, planta de la cual se extraía material similar, era encontrado solamente en regiones de clima caliente promoviendo más otros materiales.

En primer lugar, las pieles se sumergían en agua de cal y los pelos eran retirados. Entonces, volvían a un baño de cal y seguían enfriadas sobre una armazón para secar. Durante el secado, su superficie era recortada cuidadosamente con una lámina en forma de media luna, haciéndola muy fina. Después de secas, las pieles eran fijadas con un polvo fino de piedra pómez, tal como los dentistas hacen actualmente para pulir los dientes.

El pergamino era entonces cortado en hojas rectangulares que, como las hojas del papiro, eran unidas unas con otras por las extremidades para poder ser enrolladas. En el primer siglo d.C., se descubrió un modo para preservar pergaminos mucho más convenientemente que en rollos. Cada hoja rectangular pasó a ser doblada una, dos o tres veces, cortándose los bordes y formando así un folio, cuarto u octavo. Esas hojas eran entonces encuadernadas en capas de madera fina y lisa. Tal volumen, como era llamado, dio origen a los libros, tales como son conocidos en la actualidad.

En esta misma época, los chinos comenzaron a fabricar el papel en el que emplearon inicialmente pulpa fibrosa que se encuentra en la corteza de la morera. En el siglo XIII, el papel comienza a fabricarse en varios países de Europa, sustituyendo gradualmente el pergamino, debido a los costes menores y simplicidad de manufacturación. Hasta entonces, tanto en China como en países islámicos, el proceso era totalmente manual. Eso cambió en el continente europeo donde surge la idea de adaptar molinos de agua para transformar los trapos en pulpa. De ese modo, al final de la Edad Media, algunas operaciones de fabricación de papel ya empezaron a utilizar procesos típicamente industriales.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado