Escuelapedia.com Filosofia Pensamiento de Aristóteles

Avisos google

Pensamiento de Aristóteles

Aristoteles pensamiento

1. Física o filosofía natural

En ciencia astronómica, Aristóteles sugirió la vida de un Universo esférico y finito que tendría a la Tierra como centro. La parte central estaría compuesta por cuatro elementos: tierra, aire, fuego y agua. En su Física, cada uno de estos elementos tiene un lugar adecuado, determinado por su peso relativo o ‘gravedad específica’. Cada elemento se mueve, de manera natural, en línea recta —la tierra hacia abajo, el fuego hacia arriba— hacia el lugar que le corresponde, en el que se detendrá una vez conseguido, de lo que resulta que el movimiento terrestre siempre es lineal y siempre acaba por detenerse. Los cielos, no obstante, se mueven de manera natural e infinita siguiendo un complejo movimiento circular, por lo que deben, conforme con la lógica, estar formados por un quinto elemento, que él llamaba aither (éter), elemento superior que no es susceptible de sufrir cualquier cambio que no sea el de lugar producido por medio de un movimiento circular. La teoría aristotélica de que el movimiento lineal siempre se lleva a cabo a través de un medio de resistencia es, en realidad, válida para todos los movimientos terrestres observables. Aristóteles sostenía además que los cuerpos más pesados de una materia específica caen de manera más rápida que aquellos que son más ligeros en el momento en que sus formas son iguales, concepto equivocado que se aceptó como norma hasta que el físico y astrónomo italiano Galileo llevó a cabo su experimento con pesos arrojados desde la torre inclinada de Pisa.

2. Biología

En zoología, Aristóteles sugirió una agrupación fija de tipos naturales (especies), que se reproducen de manera devoto a su clase. Pensó que la excepción a esta norma la constituía la aparición, por descendencia natural (concepto que acuñó), de algunas moscas y gusanos ‘muy inferiores’ a partir de fruta en descomposición o estiércol. Los ciclos cruciales tradicionales son epiciclos: se repite el mismo patrón, aunque a través de una sucesión lineal de individuos. Dichos procesos son, por lo tanto, un paso intermedio entre los círculos inmutables de los cielos y los simples movimientos lineales de los elementos terrestres. Las especies forman una escala que entiende desde lo simple (con gusanos y moscas en el raso inferior) hasta lo complejo (con los seres humanos en el raso superior), aunque la evolución no es posible.

3. Ética

Aristóteles creía que la libertad de elección del individuo hacía imposible un análisis necesario y completo de las cuestiones humanas, con lo que las ‘ciencias prácticas’, como la política o la ética, se llamaban ciencias sólo por cortesía y analogía. Las limitaciones inherentes a las ciencias prácticas quedan aclaradas en los conceptos aristotélicos de naturaleza humana y autorrealización. La naturaleza humana implica, para todos, una aptitud para formar hábitos, sin embargo los hábitos formados por un individuo en específico dependen de la cultura y de las opciones personales repetidas de ese individuo. Todos los seres humanos anhelan la ‘placidez’, esto es, una realización activa y comprometida de sus aptitudes innatas, aunque este propósito puede ser conseguido por muchos trayectos.

La Ética a Nicómaco es un análisis de la relación del carácter y la inteligencia con la placidez. Aristóteles distinguía dos tipos de ‘virtud’ o excelencia humana: moral e intelectual. La virtud moral es una expresión del carácter, producto de los hábitos que evidencian opciones repetidas. Una virtud moral siempre es el punto medio entre dos extremos menos deseables. El valor, por ejemplo, es el punto intermedio entre la cobardía y la impetuosidad irreflexiva; la dadivosidad, por otro lado, constituiría el punto intermedio entre el derroche y la tacañería. Las virtudes intelectuales, no obstante, no están sujetas a estas doctrinas de punto intermedio. La ética aristotélica es una ética elitista: para él, la plena excelencia sólo puede ser alcanzada por el varón adulto y maduro perteneciente a la clase alta y no por las mujeres, niños, ‘bárbaros’ (no griegos) o ‘mecánicos’ asalariados (trabajadores manuales, a los cuales negaba el derecho al voto).

Como es obvio, en política es posible encontrar muchas formas de asociación humana. Decidir cuál es la más idónea dependerá de las circunstancias, como, por ejemplo, los recursos naturales, la industria, las tradiciones culturales y el grado de alfabetización de cada comunidad. Para Aristóteles, la política no era un estudio de los estados ideales en forma abstracta, sino un examen del modo en que los ideales, las leyes, las tradiciones y las propiedades se interrelacionan en los casos reales. De este modo, aunque aprobaba la fundación de la esclavitud, moderaba su aceptación aduciendo que los amos no debían sacar provecho de su autoridad, ya que los intereses de amo y prisionero son los mismos. La biblioteca del Liceo contenía una colección de 158 constituciones, tanto de estados griegos como extranjeros. El propio Aristóteles escribió la Constitución de Atenas como parte de la colección, obra que estuvo perdida hasta 1890, año en que fue recobrada. Los historiadores han encontrado en este texto muy valiosos datos para reformar algunas fases de la historia ateniense.

4. Lógica

En lógica, Aristóteles desarrolló normas para establecer un razonamiento encadenado que, si se respetaban, no llevarían jamás a falsas conclusiones si la reflexión partía de premisas auténticas (normas de validez). En el razonamiento los nexos básicos eran los silogismos: proposiciones emparejadas que, en su agrupación, suministraban una nueva terminación. En el ejemplo más famoso, ‘Todos los humanos son mortales’ y ‘Todos los griegos son humanos’, se llega a la terminación válida de que ‘Todos los griegos son mortales’. La ciencia es el resultado de cimentar métodos de razonamiento más complejos. En su lógica, Aristóteles distinguía entre la dialéctica y la analítica; para él, la dialéctica sólo comprueba las impresiones por su consistencia lógica. La analítica, por otro lado, trabaja de manera deductiva a partir de conjeturas que descansan sobre la experiencia y una observación precisa. Esto supone una separación deliberada con la Academia de Platón, escuela donde la dialéctica era el exclusivo método lógico válido, y tan eficaz para adaptarse en la ciencia como en la filosofía.

5. Metafísica

En su obra Metafísica, Aristóteles intentó definir el ‘ser’. Quizá sea ésta su primordial aportación a la historia de la filosofía griega y occidental en general. Emile Bréhier profundizaría en la concepción aristotélica de tal aspecto, estableciendo su relación con la anterior dialéctica platónica.

En su Metafísica, Aristóteles abogaba por la vida de un ser divino, al que se describe como ‘Primer Motor’, culpable de la unidad y significación de la naturaleza. Dios, en su calidad de ser perfecto, es por consiguiente el ejemplo al que aspiran todos los seres del mundo, ya que anhelan intervenir de la perfección. Existen además otros motores, como son los motores inteligentes de los planetas y las estrellas (Aristóteles sugería que el número de éstos era de ‘55 o 47’). Sin embargo, el ‘Primer Motor’ o Dios, tal y como lo describe Aristóteles, no corresponde a finalidades religiosas, como han observado muchos filósofos y teólogos posteriores. Al ‘Primer Motor’, por ejemplo, no le interesa lo que sucede en el mundo ni tampoco es su autor. Aristóteles limitó su teología, no obstante, a lo que él creía que la ciencia precisa y puede establecer.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado