Avisos google

Oso polar

 

Los osos polares (Thalarctos maritimus), también denominados osos blancos, viven en el borde del casquete glaciar ártico, a partir de la cual hacen sus avances y retrocesos estacionales, y en el interior local hacen desplazamientos que pueden alcanzar los ciento cincuenta kilómetros . También viven en las costas heladas de Siberia, Noruega, Groenlandia, Canadá y los Estados Unidos de Norteamérica. Estos osos están estrechamente emparentados con los osos castaños. Parecen haber derivado de un grupo de osos castaños de Siberia que se habrían aislado en el transcurso de la última época glaciaria. Se habrían adaptado a su nuevo medio habiéndose convertido en cazadores de focas. Su dentadura está particularmente adaptada a un régimen carnicero. El oso polar mide entre dos metros y medio y tres metros de longitud y el peso de ciertos machos puede alcanzar una tonelada.

Su musculatura, principalmente la de sus miembros anteriores, es muy fuerte lo que le permite sacar las focas fuera del agua.

Toda su morfología está adaptada a su entorno. Su estómago que puede contener setenta kilos de alimento le permite satisfacer sus enormes necesidades de alimentos cuando se acerca el invierno Ártico. Su pelaje, blanco o amarillento, constituido por largo pelo doble y un subpelo espeso y una capa de grasa subcutánea con un espesor de cinco a diez centímetros, lo protegen bien del frío. Con esta protección puede sumergirse en el agua “helada” y recorrer largas distancias. Es un animal solitario que se deja transportar y vaga por los hielos flotantes. Sólo las hembras se mantienen durante todo el invierno ártico en el borde del casquete ártico en sus madrigueras en los márgenes hacia el sur. El apareamiento ocurre entre marzo y abril, durando la gestación alrededor de 8 a 9 meses originando durante el período de hibernación de una a tres crías que miden unos 30 centímetros y pesan entre los 500 y 600 gramos.

Los juveniles nacen en diciembre o enero y son cuidadosamente guardados en los refugios por las hembras. Están cubiertos de pelaje corto. Los recién nacidos son ciegos y sordos, y son amamantados durante un año, permaneciendo junto a la madre por cerca de dos años. La longevidad del oso polar puede alcanzar los 34 años. En las regiones frías los osos polares pasan la estación de Invierno en sus tocas que previamente llenaron de alimentos principalmente reservas de grasa. Estas tuercas se construyen junto a árboles, cuevas o excavaciones en los flancos de la colina. Son alfombradas por plantas secas y hojas. Durante este período de vida latente los osos salen de vez en cuando para alimentarse.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Artículos relacionados
    Recomendado