Escuelapedia.com Historia Orígenes del Senado Romano

Avisos google

Orígenes del Senado Romano

Orígenes del Senado Romano

En la República Federal de México existen en el poder del Estado dos casas que controlan el poder legislativo: la Cámara de los Diputados y el Senado. ¿Sabías que esta última institución tuvo su origen en Roma hace más de 2.700 años?

El Senado Romano era un consejo de ancianos formado por los jefes de los clanes que habitaban la ciudad de Roma. Los clanes eran grupos de personas unidos por lazos de parentesco, pero integraron también esclavos y clientes. Estos últimos eran hombres libres que vivían de la prestación de servicios a esos clanes, obteniendo de ellos protección, principalmente.

La persona más vieja de estos clanes, el anciano o páter familias, era la persona que detentaba la autoridad dentro de los clanes, controlando la propiedad familiar, incluyendo los esclavos. El anciano de cada clan era escogido para ser su representante en el Senado. La propia palabra Senado deriva de la palabra latina senex, que tiene el significado de viejo, o incluso de señor.

Pero, ¿cuál era la función del Senado, este Consejo de ancianos? Durante la Monarquía Romana (siglo VIII a VI a.C.), cuando fue formado el Senado, su función era la de debatir los asuntos públicos que interesaban a los habitantes de la ciudad. A pesar del rey en el periodo monárquico acumular las funciones ejecutivas, religiosas y judiciales, era el Senado quien imponía límites al poder del rey, siendo capaz de vetar o aprobar las leyes presentadas. El Senado Romano era formado por alrededor de 300 personas, representando a las más ricas familias de Roma.

Había sido creado durante el período monárquico la Curia, o Asamblea, compuesta por todos los ciudadanos romanos en edad militar. Su trabajo consistía en ratificar las leyes presentadas por el rey y aprobadas por el Senado.

Pero, ¿serían todos los habitantes de Roma considerados ciudadanos?

No. Sólo los Patricios, miembros de familias adineradas y descendientes de los fundadores de Roma podían participar en la Curia. Quedaban fuera de la participación en la Curia, por no tener el título de los ciudadanos, los plebeyos, los clientes y los esclavos.

La Curia elegía también el rex sacrorum, el rey que gobernaría a los romanos. Sin embargo, los últimos reyes del periodo monárquico de Roma no eran romanos. Ellos eran, en su mayoría, de origen etrusco, pueblos que habitaban originariamente una región al norte de Roma y que dominaron la ciudad.

Descontentos con la dominación etrusca, los patricios se organizaron para derrocar al último rey etrusco, conocido como Lucio Tarquinio el Soberbio, el séptimo rey de Roma. A través de un golpe de Estado, los patricios lograron hacerse con el poder, instaurando la República – la res publica, que significa cosa pública en latín. Pero el control sobre la República seguía no siendo ejercido por todos los habitantes, siendo restringido a los ciudadanos patricios. De esa forma, con el golpe de Estado, el Senado Romano pasó a ocupar el poder político en Roma hasta el final de la República, en el 27 a.C.

Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado