Saltar al contenido

Origen del calendario

Origen del calendario

El calendario es nada menos que un sistema en el que es posible contar los días, meses y años. Además de hacer que estemos mejor situados en el tiempo, el calendario también nos ayuda en necesidades civiles y religiosas y también normaliza el contaje del tiempo en el mundo entero. Sin él, las actividades diarias serían una verdadera confusión, y sería más difícil cumplir con compromisos y similares. Entendamos cómo surgió el calendario y fue evolucionando con el paso del tiempo.

Calendarios primitivos

Las antiguas civilizaciones, antes de crear el horario y los nombres ‘día,’, ‘mes’ y ‘año’ usaban el sol y la luna para guiarse en el tiempo. Fue creado entonces el calendario lunar, donde las personas usaban el satélite natural terrestre para contar los días, y ayudaban a tener mejor noción de la época del año en que se encontraban, lo que facilitaba un reconocimiento primitivo de las estaciones del año, que eran extremadamente importantes para ellos, pues interfería en la agricultura, pesca y otras formas que ellos tenían de sobrevivir.

Otras personas comenzaron a desarrollar sus propios calendarios, mezclando los conocimientos sobre el sol y la luna. Los mayas, por ejemplo, crearon un sistema de calendario bien diferenciado, sofisticado, y que incluso así es de fácil comprensión. El calendario maya marcaba como fin el 21 de diciembre de 2012, lo que acabó generando todas las teorías de que esta sería la fecha del fin del mundo.

 Calendario romano

Calendario azteca

El calendario que nosotros utilizamos hoy es una adaptación y evolución de los calendarios romanos. El primero fue hecho por Rómulo y poseía apenas 304 días, divididos en 10 meses. Después Numa Pompilio (753 a. C. – 674 a. C.) hizo otro calendario, poseyendo 12 meses y cada mes debería tener 29 o 31 días, pues los romanos eran extremadamente supersticiosos y creían que números pares daban mala suerte. Para completar el año solar todavía faltaban 10,25 días, y así ellos crearon el mes Mercedonius, que era sumado al final del calendario, de 4 en 4 años, para completar los días que faltaban.

Calendario azteca

Calendario romano

Origen del Calendario Juliano

Fue el emperador romano Julio César quien creó el sistema de calendarios que utilizamos hoy en día. Él hizo el año iniciado el 1 de enero para hacerlo coincidir con la primera luna nueva después del solsticio de invierno. El año seguiría 12 meses y tendría 365 días. Cada mes, tendría 30 o 31 días, excepto en febrero, que tendría sólo 28 días, con un día añadido de 4 en 4 años con el fin de completar a continuación la cantidad necesaria de días para la Tierra en completar una órbita alrededor del Sol, equivalente a un año solar.

Otros calendarios alrededor del mundo

El calendario que usamos en España y América Latina es estándar en casi todo el mundo. Sólo los judíos y los musulmanes siguen un calendario diferente, referente a sus respectivas religiones. Nuestro calendario tiene como año 1, aquel en que Cristo nació, y como ninguna de las dos religiones citadas sigue el cristianismo, crearon sus propios sistemas de calendario. Los musulmanes utilizan fechas establecidas por su profeta Mahoma para el sistema de su calendario.

image_pdfimage_print

Escribe el primer comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más contenidos

Síguenos en Facebook