Escuelapedia.com Ciencias Orientación por las estrellas

Avisos google

Orientación por las estrellas

Orientación por las estrellas

La esfera celeste es una esfera imaginaria donde parecen estar distribuidos de manera desigual los objetos celestes.

La observación de la esfera celeste permitió, desde la antigüedad, determinar el tiempo, los días y los años, y la orientación por las estrellas.

Para reconocer más fácilmente el cielo, los pueblos de la Antigüedad imaginaron, a partir de grupos de estrellas, figuras en el cielo. Esos grupos de estrellas ocupan determinadas regiones de la esfera celeste designadas por constelaciones.

Los mapas celestes permiten encontrar fácilmente los objetos celestes en el cielo.

El Sol ‘nace’ al este, ‘se pone’ al oeste y, al mediodía, se encuentra en la posición más alta que, en el hemisferio norte, indica el sur.

Cuando queremos que nos guíe en la noche, podemos observar las estrellas. Una vez que el cielo del hemisferio norte es diferente del cielo en el hemisferio sur, la forma de orientación también es diferente.

Hemisferio norte

Si nos encontráramos en el hemisferio norte, seríamos capaces de localizar la estrella polar. La Estrella Polar, que es parte de la constelación de la Osa Menor, indica el norte.

Para encontrar la estrella polar, se identifican las estrellas a y b de la constelación Osa Mayor (las estrellas Merak y Dubhe, generalmente llamadas ‘Guardas’). Se prolonga una línea imaginaria, con una longitud de cerca de cinco veces la distancia entre las dos guardas y se encuentra la estrella polar (Polaris) en la cola de la Osa Menor.

Hemisferio sur

Si nos encontráramos en el hemisferio sur, seríamos capaces de localizar la constelación Cruz del Sur. Ella tiene forma de cruz y el brazo mayor de la cruz apunta en la dirección sur.

Podemos localizar un objeto celeste a partir de sus coordenadas celestes horizontales: la altura y el acimut.

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado