Escuelapedia.com Ciencias Médula ósea

Avisos google

Médula ósea

médula ósea

La médula ósea es un tejido blando que llena el interior de los huesos, y es un lugar de producción de los elementos figurados de la sangre: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

En los recién nacidos la médula roja predomina en la cavidad medular de los huesos, pero a partir de cierta altura en la infancia ella es sustituida por tejido adiposo, constituyendo la médula amarilla. Sin embargo, cada vez que se vuelva necesario la médula amarilla puede convertirse en médula roja para producir células rojas.

Células sanguíneas

La sangre está compuesta de plasma (porción líquida) y células altamente especializadas. Distinguimos principalmente tres tipos de células sanguíneas:

Hematíes: también llamadas eritrocitos o glóbulos rojos. Son responsables de llevar el oxígeno de los pulmones a los tejidos, para eso poseen un pigmento llamado hemoglobina que ayuda en la captura de oxígeno. También transportar el dióxido de carbono de los tejidos para los pulmones para ser eliminado.

Trombocitos: también conocidos como plaquetas. Participan en el proceso de coagulación de la sangre.

Leucocitos: son los glóbulos blancos de la sangre. Actúan en la defensa del cuerpo contra agentes infecciosos, destruyendo células cancerígenas y microorganismos y produciendo anticuerpos. Existen diferentes tipos de leucocitos, siendo divididos en dos grupos principales: granulocitos (neutrófilos, basófilos y eosinófilos) que tienen granulaciones específicas y varios núcleos de forma irregular y agranulocitos (linfocitos y monocitos) que no tienen granulaciones específicas y con el núcleo más uniforme.

Hematopoyesis

El proceso de producción, desarrollo y maduración de las células sanguíneas recibe el nombre de hematopoyesis. En este procedimiento, los glóbulos rojos (hematíes), los glóbulos blancos (leucocitos) y las plaquetas (trombocitos) son formados a partir de una célula indiferenciada, pluripotente, llamada célula madre.

Trasplante de médula ósea

En algunas enfermedades de la sangre puede ser necesario realizar el trasplante de médula ósea, es decir, la sustitución de una médula enferma o ineficiente por células sanas a fin de reconstituir la médula ósea. El trasplante es el tratamiento indicado en la anemia aplásica (tipo grave de anemia donde no hay producción de células sanguíneas), en algunos tipos de leucemia (mieloides aguda, mieloides crónica y linfoide agudo), en linfomas y en el mieloma múltiple, entre otros. Para que sea realizado el trasplante debe haber total compatibilidad entre el donante y el receptor de la médula para que ésta no sea rechazada.

Donación de médula ósea

La donación de médula es un acto valioso que puede salvar sus vidas. Mediante el uso de agujas especiales se realizan punciones en los huesos de la pelvis, lugar donde se aspira la médula. Se retira una cantidad que no perjudique la salud del donante, y en pocas semanas la médula ósea del donante se recompone.

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado