Avisos google

Mamíferos

Mamíferos

Los mamíferos son los animales clasificados en la clase Mammalia. En ella existen animales que pesan desde 3 gramos hasta 160 toneladas y midiendo de 8 centímetros hasta 30 metros de largo. Podemos encontrar mamíferos en ambientes muy variados, como en agua dulce, en agua salada, en aire y en tierra firme. Algunos mamíferos (el ratón, por ejemplo) transmiten microorganismos patógenos perjudiciales al hombre, pero hay mamíferos muy importantes para el ser humano (como la vaca y la cabra, en la obtención de leche, carne, cuero, lana, entre otros muchos).

Hay características únicas de la clase de los mamíferos, son las siguientes:

  • Glándulas mamarias.
  • Cuerpo total o parcialmente cubierto por pelos.
  • Dientes distinguidos con incisivos, caninos, premolares y molares.
  • Diafragma, una membrana muscular que separa el tórax del abdomen y asiste en la ventilación de los pulmones.

Los pelos cubriendo el cuerpo de los mamíferos constan de queratina y se forman dentro de los folículos pilosos, en los cuales se abre una glándula sebácea que produce grasa y que tiene la función de lubrificar la piel y los pelos, contribuyendo a su impermeabilización. Los pelos en los mamíferos tienen la función de protección y también de aislante térmico, manteniendo la temperatura de su cuerpo siempre constante. Bajo la piel de los mamíferos hay una capa de células que almacenan grasas (adipocitos), formando el panículo adiposo. Esa capa de grasa sirve como reserva de alimento y también como aislante térmico.

Las ballenas y los delfines son mamíferos acuáticos que no presentan pelos, porque su presencia podría interferir con la velocidad de natación. Estos animales tienen una capa muy gruesa de grasa bajo la piel, lo que les impide perder calor del cuerpo para el ambiente. Es importante recordar que, en la etapa embrionaria, las ballenas y los delfines presentan pelos.

Los mamiferos caracteristicas generales

Características generales de los mamíferos

Algunos mamíferos tienen garras, uñas, cuernos y pezuñas. Las garras y pezuñas de algunos mamíferos están compuestas de queratina, mientras que los cuernos, las estructuras permanentes, pueden estar compuestos de queratina, como el rinoceronte; o hueso cubierto de queratina o piel, tales como el toro y el antílope. Los cuernos encontrados en algunos grupos de mamíferos consisten en huesos y están recubiertos por pieles apenas durante el crecimiento, como sucede en los ciervos y alces. En los mamíferos, los cuernos se intercambian cada año.

Las glándulas sudoríparas presentes en algunos mamíferos producen sudor y, con eso, ayudan a disminuir la temperatura del cuerpo. Esto es porque, al evaporarse, el agua presente en el sudor elimina calor de la piel y de la sangre, enfriando el cuerpo.

En todos los mamíferos, excepto en manatíes, perezosos y osos hormigueros, hay siete vértebras cervicales, además de la cola que presenta un número variable de vértebras. En los humanos, la cola es vestigial y corresponde al coxis.

Todos los mamíferos, sean acuáticos o no, presentan pulmones constituidos por alveolos pulmonares, donde ocurren los intercambios gaseosos, proceso llamado de hematosis. El corazón de los mamíferos presenta cuatro cámaras, siendo que la circulación es doble y completa. El sistema urinario es formado por un par de riñones, órganos que excretan la urea. La orina de todos los mamíferos pasa por los uréteres, vejiga y uretra, a excepción de los monotremados que poseen apenas una apertura (denominada cloaca) para el sistema digestivo, reproductor y urinario.

El sistema nervioso de los mamíferos está bien desarrollado. Su cerebro presenta numerosos pliegues, teniendo su área superficial muy grande en relación a su volumen. Los mamíferos son animales que tienen capacidad de inteligencia, memoria y aprendizaje mayor que otros vertebrados.

Como con otros vertebrados, los mamíferos son dioicos, es decir, tienen sexos separados. Con fertilización interna, los mamíferos tienen desarrollo directo, siendo casi todos vivíparos, es decir, la cría se desarrolla en el interior del útero de la madre.

Los mamíferos se clasifican en tres subclases: Prototheria (monotremados), Metatheria (marsupiales) y Eutheria (placentarios), que son estudiados separadamente.

Contenidos recomendados
Recomendado