Escuelapedia.com Ciencias Los residuos gaseosos y la importancia de la ventilación local

Avisos google

Los residuos gaseosos y la importancia de la ventilación local

Peligros monoxido carbono

La cocina de nuestra casa esconde varias trampas peligrosas, entre ellas, objetos cortantes, fuego, vidrio rompible, pero el más peligroso está presente en la estufa. Los residuos gaseosos liberados por la quema del gas GLP (gas de cocina) son altamente peligrosos, entre ellos el gas monóxido de carbono (CO).

Cocinas sin exhaustores no fuerzan la liberación de los gases tóxicos para el exterior del ambiente y de esa forma el gas se va acumulando y, dependiendo de la concentración, puede ser fatal.

Monóxido de carbono es inodoro y por este motivo es difícil detectar su presencia en el medio ambiente. Solamente después de un largo período de exposición, la víctima se da cuenta que está intoxicado, y en algunos casos puede ser demasiado tarde.

Concentración de monóxido de carbono y efectos en el cuerpo

Las concentraciones de monóxido de carbono inferiores a 400 ppm (partes por millón) son consideradas bajas, pero una prolongada exposición puede causar migrañas, lentitud de razonamiento, irritación ocular y pérdida de habilidad manual.

La inhalación de niveles de CO por encima de 400 ppm puede ocasionar síntomas de náusea y convulsiones. Una exposición a concentraciones más altas (2000 ppm) durante una hora se traducirá en la pérdida de la conciencia y, en situaciones más graves puede llevar al individuo a la muerte por asfixia.

Los niños y ancianos, por ser más frágiles, pueden volverse las primeras víctimas de los gases tóxicos producidos en la cocina.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado