Avisos google

Ley seca

Ley Seca
En la historia de los Estados Unidos, la Ley Seca, también conocida como The Noble Experiment, caracteriza el periodo de 1920 a 1933, durante el cual la venta, fabricación y transporte de bebidas alcohólicas para el consumo fueron prohibidos a nivel nacional con lo prescrito en la enmienda decimoctava de la constitución estadounidense.

Al principio hubo un gran apoyo para la medida, pero luego el comercio y el consumo ilegal de alcohol se volvieron habituales, con el gobierno haciendo la vista gorda. Los traficantes y comerciantes ilegales, como Al Capone en Chicago, montaron grandes esquemas de mercado negro beneficiándose del consumo ilegal. La medida sólo llegaría a derogarse en el gobierno de Franklin Roosevelt.

En mayo de 1657, la Corte General de Massachusetts hizo ilegal la venta de licor fuerte, como agua fuerte, ron, vino, coñac y whisky.

En general, formas informales de control de consumo tanto individual como en comunidad ayudaron a mantener la expectativa de que el abuso del alcohol era inaceptable. La embriaguez fue condenada y castigada, pero sólo como un abuso de una bendición divina. La bebida en sí no era considerada culpada de la misma manera en que se culpa la comida por el pecado de la gula. El exceso formaba parte de una indiscreción personal. Cuando esos controles informales fallaron, había siempre medidas legales.

Uno de los más destacados médicos del siglo XVIII, Benjamin Rush, argumentó en 1784 que el uso excesivo de alcohol era perjudicial a la salud física y psicológica (él creía más en moderación que en prohibición de su consumo). Cerca de 200 campesinos en una comunidad de Connecticut aparentemente influenciados por las creencias del doctor Rush, formaron una asociación en 1789. Asociaciones similares surgieron también en Virginia en 1800 y en Nueva York en 1808. En la siguiente década, se formaron otras organizaciones relacionadas con el movimiento original en ocho Estados, algunos de ellos convirtiéndose en una gran difusión en sus respectivos lugares.

En 1830, los estadounidenses consumían un promedio de 1,7 botellas de bebidas destiladas por semana, tres veces más que la cantidad consumida actualmente en 2010. La prohibición entró en vigor en 1920, con el objetivo de salvar al país de los problemas relacionados con la pobreza y la violencia. La constitución estadounidense establecida en la enmienda 18, señalaba la prohibición, fabricación, comercio, transporte, exportación e importación de bebidas alcohólicas. Esta ley permaneció vigente durante 13 años.

El efecto causado por la ley era totalmente opuesto de lo que se esperaba; en lugar de detener el consumo de alcohol, los problemas sociales, la desmoralización, el aumento de la corrupción y el enriquecimiento de mafias prosperaron gracias al contrabando de bebidas alcohólicas. El punto de encuentro de las personas que querían beber eran los bares clandestinos ubicados bajo tierra, con el fin de evitar llamar la atención.

Argumentando que la legalización de bebidas podría generar más empleos, elevaría la economía y aumentaría la recaudación de impuestos, los opositores del entonces presidente de los Estados Unidos, Franklin Roosevelt, animaron la votación en el Congreso a favor de la legalización de la cerveza. Con ello, en 1933 es revocada la enmienda constitucional.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado