Avisos google

Las plantas

Las plantas

Las plantas, también llamadas vegetales, son seres vivos, que nacen, crecen y mueren. Además, son capaces de reproducirse, es decir, de dar origen a nuevas plantas.

Los vegetales pueden ser encontrados en el suelo (terrestres), en el agua (acuáticos), o atrapados entre otras plantas o cercas (aéreas). En cuanto al tipo de clima, pueden ser encontradas tanto en desiertos como en regiones del planeta ricas en hielo.

Estos organismos tienen muchas variaciones de tamaños y formas. Podemos encontrar pequeñas plantas y otras gigantescas, como algunos árboles del Amazonas. Por otra parte, hay plantas que viven poco tiempo; y otras, centenares de años.

Algunas plantas crecen de forma natural, debido a que sus semillas son transportadas a otros lugares por el agua lluvia, el viento, o incluso por algunos animales. Otras plantas nacen porque el ser humano planta, sea en jardines, huertos o grandes superficies. En tales casos, hablamos de plantas de cultivo, utilizadas tanto comercialmente (rosas, orquídeas, jazmines) como para proveer alimentos (trigo, maíz, tomate).

Algunas partes comunes de las plantas son las hojas, las flores, los frutos, las semillas, el tallo y la raíz. Vale recordar que no todas las plantas poseen todas esas estructuras.

  • Hojas: responsables de la transpiración, la respiración y la alimentación de las plantas. Son los «pulmones» del ser vivo.
  • Flores: responsable de la formación del fruto y la semilla.
  • Frutas: se ocupa de proteger la semilla.
  • Semillas: facilita el nacimiento de nuevas plantas.
  • Tallo: se encarga del mantenimiento de la planta y de transportar agua y minerales desde las raíces a otras partes de la planta.
  • Raíz: gestiona la eliminación de agua y sales minerales del suelo a la planta y su sostenibilidad.

Plantas enteras, o sólo partes de que se utilizan como alimento. He aquí algunos ejemplos:

  • Hojas: lechuga, berro y espinaca.
  • Flores: coliflor, alcachofas y brócoli.
  • Frutas: guayaba, aceitunas y aguacate.
  • Semillas: arroz, maíz y frijoles.
  • Tallo: patatas, cebollas y azúcar de caña.
  • Raíz: yuca, remolacha y zanahorias.

Partes de las plantas también son utilizadas por el ser humano para otras actividades como la construcción de objetos de madera –a partir de troncos de árboles –, fabricación de papel o creación de remedios naturales. Asimismo, plantas enteras o sus flores son usadas como elemento estético en la decoración de jardines, parterres y parques.

Las plantas son capaces de producir sus propios alimentos, a través de un proceso conocido como fotosíntesis. Para que ocurra la fotosíntesis, depende de la luz solar, agua y dióxido de carbono (CO2). Al final, la planta libera oxígeno (O2), muy importante para la respiración de los seres vivos, tanto seres humanos como animales.

Recomendado